Mundo
Ambulancias estacionadas afuera de la entrada a una sala de emergencias en el Centro Médico Long Beach, el martes 5 de enero de 2021, en Long Beach, California.

California, en shock por la COVID: ordena suspender las cirugías y trasladar enfermos desde el sur

06/01/2021 - 11:10 am

El martes, el estado solicitó formalmente el despliegue de 500 médicos federales para ayudar al personal de los hospitales y hogares de ancianos especializados después de enterarse de que no volvería el buque hospital USNS Mercy Hospital, que atracó en Los Ángeles cuando comenzó la pandemia el año pasado para atender a pacientes de coronavirus.

Por Brian Melley

LOS ÁNGELES (AP).— Los hospitales en California están tan abrumados por la pandemia de coronavirus que el estado ha ordenado a los que todavía tienen espacio que acepten pacientes de otros centros de salud que ya se quedaron sin camas de cuidados intensivos.

La orden de salud pública emitida el martes por la noche podría resultar en el envío de pacientes al norte de California desde el sur del estado y la zona agrícola de San Joaquin Valley, donde se ordenó a 14 condados posponer de inmediato las cirugías no esenciales para dejar camas disponibles. La orden, que durará al menos tres semanas, también se aplica a cualquier condado donde la capacidad de las unidades de cuidados intensivos (UCI) para tratar a los pacientes con COVID-19 esté tocando fondo.

“Si continuamos viendo un aumento alarmante de las admisiones de pacientes por COVID-19 en los hospitales de todo el estado, es posible que algunas instalaciones no puedan brindar la atención crítica y necesaria que los californianos necesitan, ya sea que esos pacientes tengan COVID-19 u otra condición médica”, dijo el doctor Tomás J. Aragón, funcionario de salud pública del estado.

Anuncios que aconsejan a las personas protegerse contra el coronavirus, colocados en el Hollywood Boulevard de Los Ángeles, California, el 5 de enero de 2021.
Anuncios que aconsejan a las personas protegerse contra el coronavirus, colocados en el Hollywood Boulevard de Los Ángeles, California, el 5 de enero de 2021. Foto: Damian Dovarganes, AP

Gran parte del año pasado, el estado más poblado de la nación hizo lo correcto para evitar una catástrofe, pero ahora el virus está arrasando y California prácticamente encabeza la lista de estados con más casos de coronavirus per cápita. Aunque ya se están administrando lentamente las vacunas, se calcula que pasarán muchas semanas más para sofocar el contagio.

En Los Ángeles siguen aumentando las hospitalizaciones día tras día y el martes se estableció otro récord, con casi ocho mil ingresados y más de una quinta parte están en una UCI. El condado, que representa una cuarta parte de los 40 millones de residentes de California, tiene más del 40 por ciento de las 27 mil muertes por coronavirus del estado.

En ocasiones, algunos hospitales han tenido que cerrar sus puertas porque se han visto superados, dejando ambulancias esperando hasta ocho horas y desviando a otras a diferentes salas de emergencia.

El martes, el estado solicitó formalmente el despliegue de 500 médicos federales para ayudar al personal de los hospitales y hogares de ancianos especializados después de enterarse de que no volvería el buque hospital USNS Mercy Hospital, que atracó en Los Ángeles cuando comenzó la pandemia el año pasado para atender a pacientes de coronavirus.

PACIENTES CON COVID-19 EXCEDEN CAPACIDAD HOSPITALARIA

El número de pacientes de coronavirus es tan alto en Los Ángeles que el martes excedió la capacidad habitual del hospital comunitario Martin Luther King Jr.

En esta foto de archivo del 22 de diciembre de 2020, el doctor Mher Onanyan atiende a un enfermo de COVID-19 en el hospital Providence Holy Cross Medical Center en el barrio Mission Hills de Los Ángeles.
En esta foto de archivo del 22 de diciembre de 2020, el doctor Mher Onanyan atiende a un enfermo de COVID-19 en el hospital Providence Holy Cross Medical Center en el barrio Mission Hills de Los Ángeles. Foto: Jae C. Hong, File, AP

El hospital ubicado en la parte sur de la ciudad, que cuenta con capacidad para 131 pacientes, atendía a 215 enfermos, de los cuales 135 padecen COVID-19, informó Jeff Stout, jefe interino de operaciones y enfermería.

El MLK es un ejemplo de lo que está ocurriendo en varios hospitales del condado más grande del país, en donde el incremento de infecciones de coronavirus ha rebasado al personal médico, provocado escasez de oxígeno y orilló a que se instruyera a las cuadrillas de ambulancias a dejar de trasladar a pacientes que no pudieron ser reanimados en el lugar donde se presentó su emergencia.

Stout dijo que el hospital estaba detallando sus estándares de atención crítica, que son las directrices para racionar el tratamiento en momentos de escasez de personal, medicamentos o equipo médico.

“Aún no llegamos a eso”, declaró Stout. “Cada día, a todas horas, intentamos evitar llegar a un estado de atención crítica. El objetivo de una atención crítica es nunca utilizarla”.

Los Ángeles es el epicentro del brote en California, que se prevé empeore en las próximas semanas debido a que varias personas realizaron viajes o reuniones por motivo de Navidad o Año Nuevo. Gran parte del estado se encuentra bajo una orden de confinamiento y los negocios abiertos operan con capacidad limitada.

Las regiones del Valle de San Joaquín y el sur del California han sido las más afectadas y ya no cuentan con capacidad en las unidades de terapia intensiva para atender a pacientes de COVID-19.

El trabajador administrativo Sander Edmondson, izquierda, entrega un kit de pruebas de COVID-19 a una mujer el domingo 27 de diciembre de 2020, en un sitio para realizarlas en Los Ángeles.
El trabajador administrativo Sander Edmondson, izquierda, entrega un kit de pruebas de COVID-19 a una mujer el domingo 27 de diciembre de 2020, en un sitio para realizarlas en Los Ángeles. Foto: Jae C. Hong, AP

El principal funcionario de salud del condado de Fresno señaló que sigue de cerca la situación en el condado de Los Ángeles mientras se prepara para un aparentemente inevitable repunte provocado por las festividades.

“Estoy sumamente preocupado de ver un incremento en el número de hospitalizaciones y decesos”, dijo el doctor Rais Vohra, director interno de salud de Fresno.