Mundo

Los casos en el mundo se disparan a nuevos récords, pero ahora son menos letales

06/01/2022 - 11:35 am

De acuerdo con el informe epidemiológico publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos globales de COVID-19 aumentaron 70 por ciento, un porcentaje nunca antes visto, en la semana del 27 de diciembre al 2 de enero, pero las muertes por la enfermedad bajaron un 10 por ciento en ese periodo.

Por Antonio Broto

Ginebra, 6 ene (EFE).– La ola de contagios de COVID asociada al auge de la variante Ómicron continúa creciendo a un ritmo nunca antes visto en la pandemia, con un aumento del 70 por ciento de los casos en el mundo la semana pasada, aunque al mismo tiempo las muertes siguen bajando, según informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La semana pasada se registraron 41 mil muertes por COVID en el planeta, un 10 por ciento menos que en los siete días anteriores, y se trata de la cuarta semana consecutiva de descensos en ese indicador, pese a que en regiones como América los contagios se duplicaron en el periodo estudiado, de acuerdo con el último informe epidemiológico.

Las cifras invitan a confiar en que la pandemia evolucione a formas menos letales, aunque el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, insistió en su primera rueda de prensa de 2022 en que sigue siendo prematuro concluir que la variante Ómicron sea una nueva etapa más ligera del coronavirus.

“Aparenta ser menos grave que la Delta, especialmente en personas vacunadas, pero no hay que categorizarla como ‘leve’, porque también está causando hospitalizaciones y está matando”, advirtió el experto etíope, tras recordar que muchos sistemas sanitarios en el mundo están saturados en el actual “tsunami de contagios”.

¿CÓMO FUERON LOS CONTAGIOS POR CONTINENTE?

Paradójicamente América, el continente donde el aumento de casos fue mayor (del 100 por ciento), también fue la región donde bajaron más los fallecimientos (un 18 por ciento), mientras que en Europa, con un aumento del 65 por ciento en los positivos, los decesos bajaron un seis por ciento.

En cifras absolutas, Europa fue el continente con más contagios registrados en la semana estudiada (5.3 millones) y más muertes (22 mil), mientras que en América se reportaron 3.2 millones de positivos y 10 mil fallecimientos.

Al actual ritmo Europa, con 103 millones de casos desde el inicio de la pandemia, pronto superará a América (104 millones) en contagios confirmados de COVID-19.

En África, el continente donde primero se detectó la variante Ómicron, los casos sólo aumentaron un siete por ciento la semana pasada, el menor porcentaje por regiones, aunque los fallecimientos subieron un 22 por ciento (mil 100 en los siete días estudiados).

En el resto de regiones hubo descensos en los fallecimientos, incluyendo el sur de Asia, donde las muertes bajaron un siere por ciento pese al fuerte crecimiento del 78 por ciento en los nuevos contagios.

El informe epidemiológico no ofreció datos sobre la presencia de las distintas variantes del coronavirus en los nuevos contagios, aunque en algunos países ya se reporta que la cepa Ómicron es la dominante.

Personas con mascarillas para protegerse de la COVID-19 caminan frente a la Torre Eiffel, el martes 21 de diciembre de 2021, en París.
Personas con mascarillas para protegerse de la COVID-19 caminan frente a la Torre Eiffel, el martes 21 de diciembre de 2021, en París. Foto: Michel Euler, AP

Se han administrado en el mundo más de nueve mil 300 millones de vacunas anticovid, con las que un 59 por ciento de la población mundial ha recibido al menos una dosis, aunque el porcentaje baja al 8.8 por ciento en el caso de los países de bajos ingresos, la mayoría situados en el continente africano.

¿ÓMICRON SERÁ LA ÚLTIMA VARIANTE?

El director del organismo para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, añadió en la misma rueda de prensa que la creciente opinión de que la variante Ómicron podría ser la última de la pandemia, ya que podría inmunizar a ese importante porcentaje de la población que se está contagiando, es excesivamente optimista.

“Es hacerse ilusiones, porque también hubo altos niveles de transmisión con anteriores variantes”, advirtió el experto irlandés, quien recordó que otras previsiones similares acabaron resultando erróneas, como la de que la “versión Delta” iba a ser el culmen de la evolución del coronavirus.

Gente esperando a vacunarse contra la COVID-19 en el hospital Baragwanath de Soweto, el lunes 13 de diciembre de 2021.
Gente esperando a vacunarse contra la COVID-19 en el hospital Baragwanath de Soweto, el lunes 13 de diciembre de 2021. Foto: Jerome Delay, AP

“Este virus sigue teniendo mucha energía, y mientras millones de personas sigan sin estar vacunadas todavía hay muchas oportunidades para que se expanda y genere nuevas variantes”, señaló, mientras que la jefa de la unidad anticovid de la OMS, Maria Van Kerkhove, opinó que es “muy poco probable que Ómicron sea la última variante”.

Los expertos de la OMS insistieron en que sigue siendo crucial extender la vacunación, pese a que las vacunas hayan perdido su poder de neutralización ante la variante Ómicron y muchas personas vacunadas se estén contagiado de COVID-19 en la actual oleada de casos.

Las vacunas “siguen siendo muy efectivas para evitar formas graves de la enfermedad y reducir los fallecimientos” frente a todas las variantes conocidas del coronavirus causante de la COVID-19, aseguró Van Kerkhove.

CAUTO OPTIMISMO ANTE 2022 PESE AL TSUNAMI INICIAL

Una mujer camina frente a una tienda cerrada en un centro comercial, el domingo 2 de enero de 2022, en Montreal.
Una mujer camina frente a una tienda cerrada en un centro comercial, el domingo 2 de enero de 2022, en Montreal. Foto: Graham Hughes /The Canadian Press vía AP

En el año que comienza, insiste la OMS, puede lograrse poner fin a la fase aguda de la pandemia, pese a los récords diarios de contagios actuales, que ya han superado la barrera de los dos millones de nuevos casos globales por jornada.

Con el fin de acabar con esa fase aguda, Tedros insistió en que el objetivo debe ser conseguir que el 70 por ciento de la población de todos los países esté vacunada, aunque advirtió de que al actual ritmo más de un centenar de territorios no alcanzarán esa meta, de la misma forma que a finales del 2021 no se logró el objetivo del 40 por ciento.

“La desigualdad en las vacunas mata personas, destruye trabajos y perjudica la recuperación económica global”, afirmó Tedros, quien lamentó que “algunos países estén ya dando a sus ciudadanos una cuarta dosis mientras otros no tienen suministros suficientes para inmunizar a sus trabajadores sanitarios y grupos de riesgo”.

“Distribuir vacunas y más vacunas de refuerzo en un pequeño número de países no acabará con la pandemia mientras otros miles de millones de personas sigan completamente desprotegidas”, alertó el máximo responsable de la OMS.

Un letrero en español e inglés indica el rumbo a una clínica de vacunación contra la COVID-19 en Lawrence, Massachusetts, el miércoles 29 de diciembre de 2021.
Un letrero en español e inglés indica el rumbo a una clínica de vacunación contra la COVID-19 en Lawrence, Massachusetts, el miércoles 29 de diciembre de 2021. Foto: Charles Krupa, AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas