Tekashi 6ix9ine es el nombre artístico de Daniel Hernández (Nueva York, 9 de mayo de 1996), quien obtuvo fama a finales del año pasado con el lanzamiento de “Gummo”, una canción que tiene un video donde aparece con un traje de Adidas para México, bolsas con mariguana y una policía que no entiende a esta gente.

Ciudad de México, 6 de febrero (SinEmbargo).- Las pandillas en los Estados Unidos y a lo largo de todo Latinoamérica están creciendo mucho y representan un cáncer complicado de erradicar en la sociedad. Se trata –según la Comisión del Crimen de Chicago- de 59 pandillas que operan en ese Estado y Latin Kings, Gangster Disciples, Sureños 13, Maniac Latin Disciples y Vice Lords son las más peligrosas.

Chicago es la ciudad con más pandilleros en el país, a pesar de que la MS-13 o la Mara Salvatrucha, originada en Los Ángeles, California, se ha extendido por los Estados Unidos. El Presidente Donal Trump ha declarado la guerra y son muy perseguidos los integrantes de esta organización delictiva.

¿Por qué este balance a propósito de las pandillas? Es porque 6ix9ine ha admitido frente a la policía haber formado parte de la pandilla de los Nine Trey Bloods y que el 20 de marzo de 2018 ayudó a los integrantes de la banda a intentar matar a un rival para “aumentar mi posición en Nine Trey”.

¿QUIÉN ES 6IX9INE?

Tekashi 6ix9ine es el nombre artístico de Daniel Hernández (Nueva York, 9 de mayo de 1996), quien obtuvo fama a finales del año pasado con el lanzamiento de “Gummo”, una canción que tiene un video donde aparece con un traje de Adidas para México, bolsas con mariguana y una policía que no entiende a esta gente y que por otro lado estas personas son mucho más fuertes y están mejor armados que quienes intentan preservar la Ley.

Un hombre flaco, de corta estatura, con el pelo teñido de todos colores y unos dientes que representan el arcoíris: así es Daniel Hernández, quien tiene numerosos problemas legales, entre ellos declararse culpable de haber usado a un niño de 13 años en una actuación sexual, así como haber sido arrestado en noviembre de 2018 por cargos de extorsión y armas de fuego. Además, de vender un kilo de heroína en 2017.

Actualmente se encuentra bajo custodia federal por cargos de portación de armas de fuego y participación en el crimen organizado y se cree que podría pasar su vida bajo cadena perpetua.

Es un rapero de profesión, pero va a ser difícil que salga de sus costumbres problemáticas. Hijo de una mexicana y de un puertorriqueño, su imagen es de estadounidense inconforme con la ley y con las cosas que en la vida se le presentan para salir adelante.

Apenas tiene 22 años y pasará toda su vida en la cárcel. Foto: Especial

Su discurso es harto machista, como lo demostró recientemente mandándole un regalo carísimo a quien considera su novia, “su prenda”.

Jade (22), la enamorada del rapero, celebró su cumpleaños en Nueva York y recibió de regalo de Tekashi 6ix9ine un reloj Rolex, personalizado en oro blanco y rosado (18 y 24 kilates) con incrustaciones de diamantes.

En el video de la canción “Gotti”, Tekashi aparece como un Robin Hood regalando dólares a quienes se les acercan, entre ellos niños que seguramente seguirán su ejemplo.

La historia de los raperos en los Estados Unidos es muy accidentada y tiene muchas muertes en ella, desde Tupac Shakur a Notorious B.I.G., esas son las influencias musicales de 6ix9ine y también las humanas.

Hernández se encuentra actualmente recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, no le ha sido oficializada su fianza y el juez ha determinado que su presencia es peligrosa para la sociedad.

Su pena será de 47 años como mínimo y las redes sociales lo han condenado por declararse culpable y lo han declarado traidor.

“Un chico/ chica que es arrestado por la policía y luego colabora con la justicia brindando información que ayude a capturar a otra persona y llevarla a prisión”. La definición también indica que el “soplón” o “traidor” que logre su libertad “será ajusticiado de inmediato”, es el término con que se define al individuo en el Urban Dictionary.

“Pido disculpas a la Corte, a todos los heridos, a mi familia, amigos y fanáticos por lo que hice y por todas las personas que defraudé”, dijo el rapero ante las autoridades durante el juicio, una sola muestra de todo lo que está pasando en los Estados Unidos con esta juventud que no tiene otros ídolos más que el dinero, la droga y las armas de fuego.