El sector empresarial no se verá afectado, “al contrario se gana, se pierde mucho cuando quitamos el civismo, la ética, se pierde mucho como sociedad”, dijo el Mandatario. Ayer, el Presidente López Obrador informó que propondrá reformas para que a partir del próximo ciclo escolar todos los días festivos en el país se conmemoren en su día.

Ciudad de México, 6 de febrero (SinEmbargo).- “Nunca había oído tanta oposición”, contestó el Presidente Andrés Manuel López Obrador ante la propuesta que planteó la mañana del miércoles de cambiar las fechas de los feriados al día en que se conmemoran las datas históricas. Además negó que esta modificación afecte el turismo debido a que su Gobierno realiza proyectos para fomentar la economía en el sector.

El Mandatario planteó que se trata de que el país realice la conmemoración el día de la fecha histórica, con el fundamento de fortalecer la memoria histórica debido a que, afirmó, que la población mexicana y, sobre todo, la infancia desconoce las razones de las conmemoraciones.

“Convoco a todos a que se haga una encuesta, una consulta, con niños de secundaria. Que sea ¿qué pasó?, ¿por qué no hubo clases?. No saben. Puente”, dijo por lo que afirmó que la juventud pierde valores al desconocer las fechas.

Destacó que el sector empresarial no se verá afectado, “al contrario se gana, se pierde mucho cuando quitamos el civismo, la ética, se pierde mucho como sociedad”, planteó. Reconoció las molestias del ramo, sin embargo dijo que su Gobierno toma acciones para fortalecer el sector turístico nacional.

“Yo entiendo que hay molestias, se habla por ejemplo del sector turístico, pues sí, pero estamos haciendo muchas cosas para que no deje de haber turismo, está creciendo; limpiando las playas, que no haya sargazo, estamos con lo del Tren Maya, seguridad en las carreteras, se mejore la situación de inseguridad, de violencia”, enumeró.

ELIMINAR PUENTES

Ayer, el Mandatario informó que propondrá reformas para que a partir del próximo ciclo escolar todos los días festivos en el país se conmemoren en su día, lo que podría eliminar los “puentes” o fines de semana largos.

“Anuncio que terminando el ciclo escolar actual voy a proponer reformas, cambios, para regresar a las fechas históricas, para que sea festivo el día en que se conmemore una fecha histórica. Desde luego las más importantes, las trascendentes”, dijo.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano aclaró que como el calendario escolar de este ciclo ya está aprobado, esperará hasta julio para plantear dichas modificaciones.

Lamentó que se dejara en el olvido este tipo de fechas cívicas e históricas, como la que se celebró el miércoles en el 103 aniversario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por la que encabezó un evento en Querétaro.

SECTOR TURISMO SE OPONE

La Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH) rechazó la propuesta del Presidente y solicitó la intervención del Secretario de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marqués, con el fin de proteger a la industria turística del país.

La ANCH señaló que sería un “terrible error“ eliminar los días de descanso, ya que importaría de manera negativa a la industria turística y hotelera. “Los hoteleros, a nivel nacional, hacemos un atento llamado a nuestras autoridades para que esta propuesta no prospera y se evite un golpe al turismo en México”, añadió.

La asociación destacó que los puentes generan un ingreso importante a los hoteles, restaurantes, agencias de viajes, empresas y transportes, ya que el turismo nacional representa el 80 por ciento del gasto por este concepto en el país.

José Manuel López Campos, dirigente de la confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) se pronunció en contra de el cambio. “Si se eliminaran estos fines de semana largos serían afectados pueblos mágicos, destinos cercanos a las metrópolis y los puertos que son destinos para pasar estos días de asueto”, señaló.

López Campos dijo que la eliminación de estos fines de semana impactaría a programas como El Buen Fin, que en su más reciente edición generó ventas por 120 mil millones de pesos.

La Unión de Secretarios de Turismo de México (Asetur) aseguró que esta modificación podría perjudicar al turismo nacional pues, este último es una actividad sensible a los cambios y ajustes que limitan la competitividad y las opciones de viaje al interior del país.

Señaló que los fines de semana largos fomentan el turismo, principalmente de los mexicanos que constituyen el 83 por ciento de la derrama del sector.