El apoyo se dirigirá al aislamiento y el tratamiento de las personas diagnosticadas con el virus; a las autoridades nacionales de salud pública en China y otros países que han informado casos confirmados; así como a acelerar el descubrimiento, desarrollo y prueba de vacunas.

Por Yago Gantes

Ciudad de México, 6 de febrero (Economía Hoy).- La Fundación Bill y Melinda Gates anunció, a través de un comunicado, que comprometerá de inmediato hasta 100 millones de dólares para la respuesta global al nuevo coronavirus de 2019 (2019-nCoV). Este financiamiento pretende ayudar a fortalecer los esfuerzos de detección, aislamiento y tratamiento; proteger a las poblaciones en riesgo; y desarrollar vacunas, tratamientos y diagnósticos.

“Las organizaciones multilaterales, los Gobiernos nacionales, el sector privado y las filantropías deben trabajar juntas para frenar el ritmo del brote, ayudar a los países a proteger a sus ciudadanos más vulnerables y acelerar el desarrollo de las herramientas para controlar esta epidemia”, dijo Mark, CEO de la Fundación Gates.

“Esperamos que estos recursos ayuden a catalizar una respuesta internacional rápida y efectiva. Esta respuesta debe guiarse por la ciencia, no por el miedo, y debe basarse en los pasos que la Organización Mundial de la Salud ha tomado hasta la fecha”, añade.

La fundación comprometerá 20 millones de dólares para acelerar la detección, el aislamiento y el tratamiento de las personas diagnosticadas con el virus con el objetivo de interrumpir la transmisión y contener la enfermedad. Esta financiación se dirigirá a organizaciones multilaterales como la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

El apoyo también se dirigirá a las autoridades nacionales de salud pública en China y otros países que han informado casos confirmados. Los socios actuales a nivel nacional incluyen la Comisión Nacional de Salud de China y el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Otros 20 millones de dólares para ayudar a las autoridades de salud pública en las regiones más vulnerables de Asia y África a fortalecer sus centros de operaciones de emergencia, implementar esfuerzos efectivos de vigilancia de enfermedades y mejorar su capacidad para aislar y tratar de manera segura los casos confirmados.

Finalmente, la partida más importante de esta donación es para acelerar el descubrimiento, desarrollo y prueba de vacunas, tratamientos y diagnósticos para 2019-nCoV.

“Si la transmisión de 2019-nCoV continúa durante varios meses o más, se necesitarán vacunas y terapias seguras y efectivas para ayudar a mantener enfoques a largo plazo para el control de enfermedades y para prevenir enfermedades graves y muertes”, sentencia el comunicado emitido por la fundación.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.