El Secretario de Relaciones informó que tuvo que ir al hospital porque se cortó la mano con una puerta de vidrio que se desplomó.

Ciudad de México, 6 de marzo (SinEmbargo).– Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, informó que esta tarde acudió a un hospital para que le suturaran la mano.

El funcionario aclaró que no se trató de “nada grave”, con lo que descartó los rumores sobre su salud que se difundieron esta tarde en redes sociales.

El Canciller precisó que ya se encuentra en su casa y agradeció el interés por su salud.

“Fui a urgencias porque me corté la mano con una puerta de vidrio que se desplomó. Me suturaron y ya estoy en casa”, escribió en su cuenta de Twitter la noche del viernes.

El mensaje de Marcelo Ebrard estuvo acompañado de la fotografía de su mano vendada.