“Yo trataré de ayudarle en todo lo posible ya que tengo contacto directo en el SAT”, dice el defraudador. Se gana la confianza de la víctima, pues no le pide ningún adelanto económico por sus servicios. Luego le roba su información. 

Ciudad de México, 6 de marzo (SinEmbargo).- Usuarios de redes sociales han alertado sobre un modus operandi que usan estafadores para quitarle sus recursos a las personas que buscan asesoría en temas relacionados con los impuestos.

Paola, víctima del fraude, informó que en grupos de compra y venta de Facebook, personas, quienes se hacen pasar por contadores, ofrecen apoyo para solicitar la devolución de los impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“No realizas ningún pago hasta que tengas el dinero en tu cuenta. Si no tienes contraseña del SAT, te apoyo para obtenerla. Envíame Whats”, dice la publicación en la que los estafadores ofrecen sus servicios.

Luego de que se ponen en contacto con los interesados, los defraudadores dicen que su asesoría es gratuita hasta llegar un acuerdo mutuo. Más tarde preguntan cuánto tiempo lleva la víctima trabajando.

“Yo trataré de ayudarle en todo lo posible ya que tengo contacto directo en el SAT. Primero vamos a verificar en su cuenta del SAT si tiene saldo rezagado”, dicen.

Cuando la víctima solicita continuar con el supuesto trámite, los defraudadores piden que ingrese a una plataforma virtual en la que le solicitan datos. Ahí el agraviado verá que supuestamente tiene miles de pesos en su saldo a favor.

Captura de pantalla de la conversación que tuvo una víctima con el defraudador.

“Perfecto. Ese es su saldo rezagado a su favor. De eso se le cobra el 10 por ciento, pero hasta que el dinero esté en cuenta de banco”, dicen los estafadores por mensaje directo.

“Dele retirar e ingrese los datos que le pide. M indica qué le aparece, por favor”, añaden. También solicitan identificaciones, comprobantes de domicilio y fotos de la persona que los contactó.

En la página en la que supuestamente le devolverán el dinero, a las víctimas se les solicita meter los datos de una tarjeta bancaria, incluido el número del reverso, el de seguridad.

“Una pregunta: ¿por qué pide el código de seguridad de la tarjeta si esa no se ocupa para que te hagan transferencias?”, cuestionó Paola. La conversación fue compartida por ella en redes sociales. “Esos datos los pide el SAT para verificar que sea una tarjeta existente y activa, y así se haga en orden la transferencia”, responde el defraudador.

Luego de que la víctima ingresa sus datos, le aseguran que en 7 días hábiles tendrá el monto en su cuenta. Para ese momento, los criminales ya pueden robarle.

“Ahora sólo queda esperar la notificación de que fue aprobado su trámite por un ejecutivo del SAT y se haga la transferencia del dinero”, dice el defraudador. Luego bloquea a la víctima.