Félix Salgado Macedonio, señalado por violación, Lupita Jones, Miss Universo 1991, y los “chapulines” que van de partido en partido son algunos de los protagonistas de las elecciones que se aproximan en México. 

Por Eduard Ribas i Admetlla

México, 6 de marzo (EFE).- Un candidato acusado de violación, una Miss Universo, personalidades de la farándula y tránsfugas que saltan de partido empañan la carrera rumbo a las decisivas elecciones intermedias del próximo 6 de junio, las más grandes de la historia de México.

Dentro de tres meses, 94 millones de mexicanos estarán llamados a las urnas para elegir a los 500 diputados federales, 15 de 32 gobernadores estatales, 30 Congresos locales y mil 900 ayuntamientos.

Estará en juego la mayoría parlamentaria del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que apoya al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aunque las encuestas lo sitúan muy por encima de la inédita alianza opositora de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD).

Todos ellos necesitan nombrar a miles de candidatos, muchos de los cuales han encendido el debate público.

UN PRESUNTO VIOLADOR, PARA GOBERNADOR

Aunque este viernes arrancaron ya las campañas en Nuevo León, Sonora, San Luis Potosí, Colima, y Guerrero, Morena no pudo iniciar la suya en este último estado ya que su candidato, Félix Salgado Macedonio, está acusado de violar a una menor en 1998 y de abusar de una periodista en 2016.

Además, diputadas de su mismo partido denunciaron que sobre él “recaen acusaciones de delitos sexuales graves contra cinco mujeres”.

“Siempre tuvo señalamientos de que cometía actos abusivos a mujeres. Algunas hicieron denuncias que no prosperaban porque era líder de la oposición y los gobernantes en turno no querían conflictuar”, dijo a Efe Patricia Olamendi, abogada de una de las víctimas.

A raíz de la polémica y aunque Salgado Macedonio ya fue ratificado como candidato por la autoridad electoral, Morena repetirá el proceso de elección interna sin cerrar la puerta a que el acusado vuelva a postularse.

Este cuenta con el apoyo de su viejo amigo, el Presidente López Obrador, quien ha exigido que termine la “campaña de linchamiento” contra el candidato.

“Poner a este hombre y que gane la candidatura será volver institucional la violencia contra las mujeres”, dijo Olamendi.

Félix Salgado Macedonio. Foto: Cuartoscuro.

DE LA FARÁNDULA AL ESCAÑO

Tras días de rumores, esta semana se confirmó que la modelo y empresaria mexicana Lupita Jones, Miss Universo 1991, contenderá para ser gobernadora de Baja California con la alianza opositora, por lo que se suma a la larga lista de celebridades, cantantes y deportistas que en junio darán el salto a la política.

Criticada por falta de preparación, Jones respondió que “en un concurso de belleza lo que menos hay es frivolidad, se requiere mucha preparación estudio y un gran carácter”.

“Hay que ser cuidadosos con este tema. Pienso que cualquier profesión es digna y en todas las profesiones hay gente valiosa en la construcción de la democracia”, dijo a Efe Martha Singer, doctora en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Pero es cierto que los partidos los buscan más para que la gente los ubique que por estar proponiendo algo en particular. De eso los responsables son los partidos que no tienen mucho que ofrecer”, añadió.

Un claro ejemplo es el de la famosa cantante Paquita la del Barrio, que a sus 73 años será candidata del Movimiento Ciudadano (MC) en el Congreso estatal de Veracruz.

Durante el anuncio de su candidatura, la intérprete de la popular canción “Rata de dos patas” confesó: “Yo no sé a qué vengo aquí. Solo sé que hay personas detrás que me van a enseñar a manejar este asunto”.

Lupita Jones. Foto: Cuartoscuro.

DE PARTIDO EN PARTIDO

El chapulín es un insecto que brinca de un lado a otro, pero en México también es aquel político que cambia de partido para lograr un cargo, dejando la ideología en un segundo plano.

Cada campaña electoral es tiempo de “chapulines” en México, país donde los cambios de partidos son habituales. El mismo López Obrador pasó por el PRI y el PRD antes de fundar Morena.

La candidata de Morena a gobernadora de Campeche, Layda Sansores, es exmilitante ni más ni menos que del PRI, el PRD, el MC y el Partido del Trabajo (PT).

Mientras que el aspirante de Morena en Sonora, Alfonso Durazo, no solo ha pasado por el PAN, el PRI y el PRD, sino que ha trabajado tanto en el Gobierno de López Obrador como en el del conservador Vicente Fox (2000-2006).

“Esto habla mucho de la debilidad estructural de los partidos, donde brincar de uno a otro es como dar un salto sin red de la derecha a la izquierda y de la izquierda a la derecha. Pareciera que da lo mismo para conseguir una candidatura”, opinó Singer.

Un chapulín. Foto: Cuartoscuro.

¿ELECCIONES EN PELIGRO?

López Obrador, reprendido por la autoridad electoral por comentar las elecciones desde sus ruedas de prensa matutinas, propuso la semana pasada a los 32 gobernadores del país un “acuerdo nacional” para que ningún funcionario público intervenga en los comicios a favor de un candidato concreto.

El Presidente, que asumió el cargo en 2018 tras denunciar fraudes electorales en las elecciones de 2006 y 2012, dijo buscar una “auténtica democracia en México”.

Además, el Gobierno federal anunció el jueves un mecanismo de protección para candidatos, puesto que al menos 64 políticos han sido asesinados desde septiembre pasado.