Un infarto cerebral puede afectar a la persona de maneras diversas dependiendo del sector donde haya ocurrido.

Ciudad de México, 6 de abril (La Opinión/SinEmbrago).– “Infarto cerebral” es el término utilizado para describir la muerte de células y tejidos ubicados en esa zona por la disminución o interrupción de la sangre u oxígeno por un periodo de tiempo prolongado.

Los bloqueos de circulación pueden responder a muchas causas. Entre las más comunes están la trombosis, que es la formación de un coágulo en un vaso sanguíneo; los émbolos, masas similares a los trombos que son transportados por la sangre, entre otros.

Los infartos cerebrales tienen una incidencia directa en el comportamiento común de la persona que lo padece.

CAUSAS

Además de los accidentes cerebrovasculares isquémicos, entre las causas más habituales de un infarto cerebral están las siguientes:

-Traumatismos craneoencefálicos

-Enfermedades degenerativas como el Alzheimer

-Infecciones cerebrales (como encefalitis)

-Tumores en el sistema nervioso central

Los infartos cerebrales están estrechamente vinculados con las causas y factores de riesgo de la aterosclerosis, el endurecimiento de las paredes arteriales por la acumulación de grasas, glóbulos blancos y células muertas.

CONSECUENCIAS

El infarto cerebral se asemeja a enfermedades que lesionan el cerebro, como enfermedades neurodegenerativas y los traumatismos craneoencefálicos. Las alteraciones más notorias se refieren a la coordinación, a la motricidad en su conjunto, en el lenguaje (especialmente el habla).

Las alteraciones del habla, particularmente afasias, son más comunes cuando el tejido afectado se ubica en el lóbulo izquierdo, que es donde se ubican las estructuras relacionadas con la comprensión y producción del lenguaje.

Otras consecuencias de los infartos cerebrales se presentan en esta lista:

-Visión debilitada, borrosa, o doble.

-Mareos, pérdida de balance o coordinación.

-Agudo y repentino dolor de cabeza que puede ocurrir con rigidez del cuello.

-Confusión o problemas de memoria.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.