El Barcelona cuenta con 73 puntos tras 31 jornadas y ahora se puede concentrar en su duelo de media semana de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Manchester United. El Atlético se quedó con 62 en el subliderato. Los “blaugranas” llegaron a 19 jornadas en fila sin derrota (15 triunfos y cuatro empates) y van camino a su octavo título de Liga en las últimas 11.

Barcelona, 6 de abril (AP).- La letal dupla goleadora de Lionel Messi y Luis Suárez le dio este sábado la victoria al Barcelona 2-0 sobre el Atlético de Madrid y que dejó a los azulgranas con una imponente ventaja de 11 puntos al frente de la Liga española cuando restan siete fechas para la conclusión del campeonato.

El Atlético jugó en inferioridad numérica desde los 28 minutos por la expulsión con roja directa de su delantero Diego Costa, al parecer por insultar al árbitro cuando no se pitó una supuesta falta en su contra.

“Hemos dado un gran paso adelante y es una satisfacción para todos. Más que un paso son dos. Hemos dado dos pasos adelante para ganar la Liga”, dijo Suárez.

A cinco minutos del final, el uruguayo Suárez finalmente rompió el muro defensivo del Atlético con un potente disparo desde fuera del área, que se anidó a un lado del poste izquierdo del arquero Jan Oblak.

El uruguayo Luis Suárez celebra su anotación que sentenciaba el juego y la Liga.
Foto: AP.

Un minuto después, Messi sentenció la victoria con una gran descolgada que el astro argentino definió magistralmente. Con esta victoria, Messi llegó a 335 triunfos en la Liga de España para ser el máximo ganador en la historia al romper el empate que tenía con Iker Casillas.

El Barcelona cuenta con 73 puntos tras 31 jornadas y ahora se puede concentrar en su duelo de media semana de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Manchester United. El Atlético se quedó con 62 en el subliderato.

Para los colchoneros fue un duro partido que se le complicó tras la expulsión de Diego Costa por reclamar al árbitro Jesús Gil Manzano.

El astro argentino dispara entre varias piernas rivales.
Foto: Twitter/FC Barcelona.

“Claramente, yo creo que van a favor de ellos. Siempre que venimos aquí, siempre pasa algo y hay que hacerlo mirar, porque creo que son 11 partidos con los que llevamos algunos expulsados, y para mí, no todas son justas”, explicó Jorge “Koke” Resurrección, volante de los colchoneros.

Oblak se erigió como la figura de los colchoneros con varias intervenciones que evitaron la caída de su marco, pero al final la contundencia del Barsa lo terminó avasallando.

Desde la media luna, Suárez sacó un disparo que rozó el poste antes de meterse a las redes, para celebrar su 20mo tanto del campeonato.

Messi llegó a 33 dianas en el certamen al dominar un balón por la banda derecha, avanzó hasta el área quitándose rivales y definió de zurda para consumar la victoria.

El Barcelona llegó a 19 jornadas en fila sin derrota (15 triunfos y cuatro empates) y va camino a su octavo título de Liga en las últimas 11.

En un partido más temprano, con un par de certeros cabezazos de Karim Benzema, el Real Madrid remontó para vencer en casa 2-1 al Eibar.

Benzema emparejó con el primero de sus frentazos a los 59, y cuajó el tanto de la victoria a los 81.

Marc Cardona puso adelante a los visitantes a los 38, con lo que provocó una sonora rechifla de los poco más de 50 mil aficionados en el estadio Santiago Bernabéu, cuando peor jugaban los merengues.

El Madrid llegó a 60 puntos, quedando a 13 del Barcelona y a dos del Atlético de Madrid.

“Los pitos, aunque digan los jugadores que no, siempre afectan, somos humanos. Lo que nos gusta es que nuestra afición esté con nosotros, sabemos que el Bernabéu es un campo muy exigente y nosotros somos campeones de muchas competiciones gracias a esa exigencia”, analizó el zaguero merengue Nacho Fernández.

Benzema evitó la décima derrota del campeonato para los merengues, que hasta antes de su primer tanto no habían tenido un tiro a puerta.

El Eibar, que se quedó en la posición 11 con 39 puntos, controló la primera parte y con una presión alta causó estragos.