Madres de desaparecidos y colectivos de búsqueda comparten qué acciones emprenden durante el aislamiento y cuarentena por COVID-19. A su vez, exigieron a las autoridades que no detengan las búsquedas: “Exigimos que si nosotras no paramos, las instituciones tampoco lo hagan”.

Ciudad de México, 6 de abril (Sin embargo). – No había existido un solo día, en más de seis años, en que María Teresa Figueroa Chacón se hubiese frenado para salir a buscar a su hijo, Raúl Alejandro Vélez Figueroa, desaparecido en Ensenada, Baja California. Pero hoy es diferente: la emergencia sanitaria por el COVID-19 la ha orillado a replegarse en su casa.

Teresa tiene un sentimiento de desesperación y tristeza: “Es muy difícil porque desde que desapareció nunca me he estado sentada, he hecho todo lo que ha estado a mi alcance para salir a buscarlo, me he movido a donde me tenga que mover, aquí en mi ciudad y he ido a Entidades”, compartió en entrevista con SinEmbargo.

Colectivos y familias de personas desaparecidas han suspendido la búsqueda física y en campo de miles de desaparecidos a raíz de la contingencia del COVID-19, confirmó el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos en México (MNDMX), organización que agrupa al menos a 60 colectivos.

Familiares compartieron que tienen tristeza, desaliento y desesperación por hacer un alto, pero coincidieron en que es importante por la salud, pues para seguir buscándolos necesitan estar sanos.

“Nos duele parar, y hay que hacerlo para cuidarnos y después poder seguir buscándolos”, dijo Teresa Figueroa.

Yolanda Moran, integrante del Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos, coincide en que es frustrante, pero es necesario acatar las medidas y la salud. Foto: Francisco Guasco, EFE

Yolanda Moran, integrante del Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos, coincide en que es frustrante, pero es necesario acatar las medidas y la salud.

“Con todo el dolor de nuestro corazón, sí (paramos) porque quisiéramos andar en la calle y andar tocando puertas, pero hay que tomar nota y atender lo que las autoridades nos piden. Aunque nosotros quisiéramos continuar en la búsqueda, es muy importante tener salud, para poder seguir en la búsqueda, para poder continuar hasta encontrar a nuestros hijos y poder seguir exigiendo a las autoridades”, expresó.

Mirna Medina, líder del colectivo “Las Rastreadoras” de Sinaloa destaca que con pesar las buscadoras, en su gran mayoría madres de desaparecidos, acatan las medidas y las entienden. “Es muy triste no salir a campo, pero al final de cuentas tenemos que acatar, cuidarnos y cuidar a las mujeres”, dijo.

NO ESTAMOS SENTADAS

Las líderes de colectivos de desaparecidos entrevistadas aclararon con especial énfasis que el quedarse en casa no significa que “han parado”, sino que aprovecharan el repliegue obligatorio para explorar otros frentes y reforzar otras actividades, más administrativas, para reforzar la búsqueda.

“Es muy desesperante, pero no estamos sentadas ni cruzadas de brazo, estamos tratando de alguna manera de mover autoridades””, dijo Teresa Figueroa.

El Movimiento por Nuestros desaparecidos explicó que se trata de una pausa física, pero no mental: “seguimos construyendo de la mano del Estado para crear los instrumentos necesarios que lleven a una búsqueda más efectiva. Quedarnos en casa no significa quedarnos con los brazos cruzados, sino la oportunidad de pensar en formas para buscar”, señaló en un comunicado.

“No estamos estancadas, no nos hemos atorado, quizá estamos encerradas, pero estamos haciendo otras actividades, aprovechando el tiempo para idear otras líneas de búsqueda”, agregó Morán en entrevista.

¿QUÉ HACER MIENTRAS TANTO?

Yolanda Molan considera que incluso han tenido más participación de colectivos y familias, “porque antes, por andar en el rastreo, en la búsqueda en vida, no se participaba luego en otras actividades”.

Teresa Figueroa  coincidió que, aunque no van a campo, desde sus casas, han puesto manos a la obra en otros aspectos como presionar a Gobierno estatal, en el caso de ella, el de Baja California.

“Estamos tratando de mover mucho al Gobierno estatal para una entrevista que desde varios meses, desde julio, está pendiente y no hemos podido sentarnos a la mesa con el Gobernador del estado para coordinar trabajos de búsqueda e investigación y no lo hemos logrado”, dijo.

Las Rastreadoras de Sinaloa empezaron a actualizar sus bases de datos y registros, así como los contactos de familiares de desaparecidos que hace tiempo no acuden al colectivo.

En relación a las búsquedas de campo, en Sinaloa no pararon del todo. Mirna explicó que en la oficina acordaron dejar guardias, de dos personas, para emergencias. Tal fue el caso de la semana pasada, cuando recibieron una llamada que un posible cuerpo en un lote.

Seis las integrantes de Las Rastreadoras acudieron con sus medidas de seguridad y encontraron el cadáver.

Colectivos y familias de personas desaparecidas han suspendido la búsqueda física y en campo de miles de desaparecidos a raíz de la contingencia del COVID-19. Foto: Cri Rodriguez, SinEmbargo.

Las Rastreadoras también aprovechan el aislamiento para reforzar acciones a favor de la memoria. Al respecto, solicitaron a las integrantes del colectivo que cada una hiciera una carta a una o un desaparecido.

Que le escriban que lo buscamos y que esperamos su regreso y esas cartas serán publicadas en Facebook. Esto es para que las madres no se desalienten en este tiempo que no vamos a salir a buscar”, compartió Mirna Media.

Aunado a ellos, también juntaron víveres para repartir despensas a familias, vecinos que saben que no tienen un trabajo establece.

Yolanda Morán Isaías, platicó que del Colectivo Búscame y de Por Nuestros Desaparecidos atienden con Gobernación y diversas autoridades el tema del Mecanismo Extraordinario Forense.

“Estamos trabajando a través de correos electrónicos, de las redes y así es como estamos siguiendo nuestras actividades en casa. No nos hemos detenido en el trabajo. Ahorita vamos sobre las autoridades y sobre lo que hay que hacer”, dijo.

Moran recalcó que desafortunadamente la contingencia no ha detenido a la delincuencia y hay personas que aún siguen desapareciendo. “lo que estamos haciendo es contactar, empujar, enlazar a las autoridades, seguimos desde nuestras casas ayudando a nuevas familias que están en esta situación”.

La búsqueda aunque no sea en calle, continúa. Foto Archivo: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

¿Y LA MARCHA DEL DÍA DE LAS MADRES?

La marcha de las madres de miles de desaparecidos, que parte desde el Ángel de la Independencia hasta el Monumento a la Madre, ha sido por años icónica y ya casi una tradición en México, sin embargo, la posibilidad para que este año se realice se aleja cada día más.

El viernes, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, señaló que la epidemia y los contagios del coronavirus continuarán después del 30 de abril, fecha en la que se estableció inicialmente como periodo de aislamiento.

“Les recuerdo a todas y a todos que la meta no es que se acabe la epidemia bruscamente, tengamos conciencia que tenemos que seguir unidos todavía por un largo tiempo, porque aún durante el periodo de cierre y después del 30 de abril la epidemia va a continuar”, dijo en conferencia de prensa.

Movimiento por Nuestros Desaparecidos, que ya tenía listo el programa y algunas actividades para la marcha, tuvo que detenerlas. Ahora, trabajan en un plan b.

“Pensamos hacer todo a través de redes, es lo que estamos planeando: se van a tener que estar generando vídeos, visibilización en Facebook, en Twitter, o sea en todos lados, hacer un bombardeo no sola para el público en general sino a las autoridades”, dijo Morán Isaías.

En el caso de Sinaloa, las mamás de desaparecidos retocan o actualizarán unas piedras y fotografías que colocaron en el Monumento a la Madre.

“Recordarás que, en el Monumento a la Madre, cada una colocó una piedra y pusieron la fotografía de su desaparecido con un mensaje en la piedra, entonces las mamás están restaurando su piedra, haciendo otra nueva para en su momento ir, por grupos de dos y tres y depositarla de nuevo, para que el Día de las Madres, todo este bien bonito”, dijo Mirna, quien agrega que también las están enseñando a bordar las fotos de sus desaparecidos.

EXIGEN A AUTORIDADES NO PARAR

Colectivos de familiares de personas desaparecidas exigieron a las autoridades y dependencias a no parar las acciones de búsqueda durante la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 (COVID 19).

“Exigimos que si nosotras no paramos, las instituciones obligadas por Ley a buscarles tampoco lo hagan. Hay muchas maneras de hacer la búsqueda”, demandaron en un comunicado de prensa emitido hoy.

Y es que, los colectivos denunciaron que desde principios de marzo comenzaron a presentarse diversas limitantes en las búsquedas de campo, tales como: desabasto de cubre bocas y equipo de protección.

“Evidentemente se modificó la operatividad, pero esta crisis sanitaria no significa parar. […]Para las familias de personas desaparecidas,incluidas las personas migrantes, cada día que pasa, significa una nueva oportunidad para encontrarles, por lo que no podemos renunciar a esto, porque la búsqueda de nuestros amados ausentes es lo que nos mantiene vivas. Además, por Decreto Presidencial quedó establecido que la procuración e impartición de justicia es una delas actividades esenciales que deben continuar”, detallaron.

Desde días pasados, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos México ya había urgido a las Comisiones de Búsqueda, Fiscalías Especializadas y Comisiones Ejecutivas de Atención a Víctimas, la creación de un plan de acción para mantener sus funciones y tareas activas en este periodo de contingencia, y que informen cómo harán frente a la búsqueda inmediata.

“Lamentablemente lo que no se detienen, son las desapariciones, por lo que en esta coyuntura pedimos que la voluntad política no se apague”, señalaron.

Por otra parte, líderes de colectivos pidieron que no se desalienten. “Yo les hago un llamado a las familias a que no se desesperen porque, en su momento, si nos cuidamos, vamos a poder salir a buscar todas y todos, y nos vamos a poder abrazar”, concluyó Mirna Medina.