A través de una publicación en sus redes sociales, Sandra narró que el viernes pasado, cerca de las 20:00 horas, fue agredida al salir de una tienda de conveniencia a la que acudió a comprar un café previo a dirigirse a su trabajo.

“…Al momento de salir y llegar a mi coche me rociaron de jugo… refresco y café unos ‘inocentes niños’ como entre 10 y 12 años, gritándome: ‘COVID no te nos acerques'”.

San Luis Potosí/Ciudad de México, 6 de abril (Pulso/SinEmbargo).– “¡Yo te cuido, pero tú a mí no!”, es el reclamo de Sandra Alemán Arellano, enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien denunció que fue agredida afuera de una tienda de conveniencia ubicada sobre la avenida Damián Carmona en la capital potosina.

A través de una publicación en sus redes sociales, Sandra narró que el viernes pasado, cerca de las 20:00 horas, fue agredida al salir de una tienda de conveniencia a la que acudió a comprar un café previo a dirigirse a su trabajo.

“…Al momento de salir y llegar a mi coche me rociaron de jugo… refresco y café unos ‘inocentes niños’ como entre 10 y 12 años, gritándome: ‘COVID no te nos acerques'”.

Alemán Arellano indicó que tras la agresión exigió respeto a los menores, sin embargo, del negocio salió, al parecer, la madre de los niños y continuó el ataque.

📍Del Muro de Sandra Aleman Arellano ‼️😡enfermera del IMSS …SLP 🇲🇽El dia de ayer aproximadamente 20:10 pm fui…

Posted by Logística y Asesoría Política on Saturday, April 4, 2020

 

“…No pude más que defenderme, terminamos en el pavimento, yo tratando de defenderme por portar orgullosamente un uniforme blanco. Me fracturó mis dos dedos de la mano derecha”, relató.

Desde el pasado 28 de marzo, a nivel nacional se han reportado agresiones a personal médico y de enfermería, ante el desconocimiento de los protocolos que sigue éste, para evitar contagios.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hizo un llamado enérgico a evitar los actos de discriminación contra el personal médico, debido a que es éste el que atiende a personas posibles y comprobadas como portadoras de COVID 19.

Hasta las 18:25 horas, su mensaje tenía cien mil reacciones y 19 mil comentarios, de apoyo y enojo, la gran mayoría, y había sido compartido 79 mil veces.

LA IGNORANCIA Y EL MIEDO

Apenas ayer, SinEmbargo publicó como nota principal un trabajo de investigación donde se consigna que incluso en las redes sociales hay mensajes que incitan a la población a rechazar, discriminar e incluso agredir a enfermeras, doctores y personal de salud, lo que ha provocado alerta.

Imagen compartida en redes en contra de las enfermeras y doctores. Foto: Facebook

Imagen compartida en redes en contra de las enfermeras y doctores. Foto: Facebook

“Las enfermeras y doctores portan la peste china”, se lee en una publicación que circula en diversos grupos de Facebook desde el miércoles pasado.

El post, realizado desde un perfil falso y acompañado con una imagen de “muerte”, exhorta a los choferes de camiones, taxistas y pasajeros a bajar del transporte público (colectivos, combis, camiones e incluso del Metro) a los trabajadores de la salud, e incluso hasta golpear a los choferes que se nieguen a hacerlo.

También pide a los dueños de negocios y ciudadanos negarles el acceso a tiendas y establecimientos, así como denunciar a los choferes que no bajen a las enfermeras.

Esta convocatoria que incita al odio y discriminación, sumada a rechazos y discriminaciones denunciadas por enfermeros en Jalisco y Chihuahua, se suma a la preocupación que enfrenta actualmente las personas que laboral en el sector salud.

Incluso, según denunciaron algunos usuarios de redes sociales, en el puerto de Veracruz también se han registrado rechazos y negativa de dar servicio a la gente que labora en hospitales.

“Por seguridad no atendemos a nadie del IMSS”, se lee escrito a mano en una hoja puesta en una tienda de abarrotes, según muestra una fotografía publicada por el medio local El Corresponsal, en Veracruz. De acuerdo con ese diario este establecimiento está frente a una Unidad de Atención Médica del IMSS en el puerto de Veracruz.

Los profesionales de salud comenzaron a compartirse entre ellos recomendaciones para tratar de disminuir el riesgo de desaires, actos de discriminación e incluso agresiones. Foto: Cuartoscuro

Los profesionales de salud comenzaron a compartirse entre ellos recomendaciones para tratar de disminuir el riesgo de desaires, actos de discriminación e incluso agresiones. Foto: Cuartoscuro

Este diario digital entrevistó a Patricia Cervantes, 45 años, quien afirmó que ama su profesión. Ha sido enfermera por 20 años y, pese a la situación adversa que ahora enfrentan, sigue al pie de su trabajo.

“El miedo hace actuar de manera irracional, pero con o sin uniforme somos enfermeras y amamos nuestra profesión y, a pesar de todo, seguiremos trabajando para cuidar de todo aquel que nos necesite”, afirma de manera tajante frente a la fobia que ha nacido contra el personal de salud por la pandemia.

-Con información de María Medrano, de Pulso, y de Sugeyry Romina Gándara, de SinEmbargo