Sheinbaum señaló que originalmente había planteado recaudar 20 millones de pesos en donaciones, pero la excelente respuesta de los funcionarios podría aumentar el monto hasta los 100 millones.

Ciudad de México, 6 abril (SinEmbargo).- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que gracias a las donaciones de apoyo por parte de los funcionarios se han recaudado 50 millones de pesos para el combate contra el COVID-19 en la capital.

Además manifestó que los funcionarios de su administración también tratarán de donar parte de sus sueldos y aguinaldos para destinarlos a la misma causa, lo que podría aumentar el monto hasta los 100 millones de pesos.

La mandataria aseguró que estas donaciones no son obligatorias o por decreto, sino voluntarias.

“A partir de que hice el llamado, secretarios, secretarias y buena parte de directores generales estuvieron dispuestos a donar un mes. Este es un tema voluntario”, dijo.

Asimismo, indicó que la respuesta de los funcionarios públicos ha sido muy positiva.

Sheinbaum manifestó que su Gobierno también busca aplicar la austeridad republicana y un mecanismo para obtener más recursos para enfrentar la contingencia sanitaria.

REDUCCIÓN DE SALARIOS GOBIERNO FEDERAL

Este fin de semana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ante la crisis que enfrenta el país por la pandemia generada por el COVID-19, se reducirán los salarios y eliminarán aguinaldos de altos funcionarios.

Durante su informe trimestral, el mandatario señaló que en esta crisis “a cada quien le toca hacer su parte”, por lo que esta medida se aplicará desde los subdirectores hasta el Presidente.

“De manera específica, informo que he hecho una consulta y hay un consenso: se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el del Presidente de la República”, dijo.

López Obrador recalcó que no habrá despido de trabajadores del Gobierno, sin embargo se reducirán gastos en otros sectores como publicidad, viáticos, gastos de operación, compras a proveedores y costos de obras públicas.

Asimismo, el mandatario puntualizó que se demandará honestidad y mayor eficiencia.

El Presidente mexicano remarcó que el aguinaldo es una prestación legal para todos los burócratas, por lo que el ejecutivo no puede eliminarlo, sin embargo en esta ocasión será el Gobierno el que se apretará el cinturón.