El material está disponible desde el día de hoy en la plataforma de contenido para celulares, en donde se relata la historia de su proyecto I Promise School.

Por Alejandro Guerrero

Ciudad de México, 6 de abril (Vanguardia).– El coronavirus mantiene toda la actividad deportiva en pausa, por eso es muy poco probable que veamos a LeBron James pisando las duelas de la NBA en algún tiempo, pero el jugador de Lakers no perderá vigencia con sus aficionados, ya que el día de hoy publicó un documental por la plataforma de Quibi.

La serie documental I Promise hace su debut en la plataforma de transmisión solo para dispositivos móviles que mostrará 15 episodios que capturan los diferentes éxitos y desafíos a los que James, maestros y estudiantes se han enfrentado desde la apertura de I Promise School, en la ciudad natal de James, Akron, Ohio, desde el 2018.

El programa se lanzará con tres episodios, y revelará nuevos capítulos los siguientes 12 días de la semana. Cada uno dura aproximadamente ocho minutos, abordará temas específicos con respecto a los esfuerzos del programa para cerrar la brecha en el rendimiento educativo en la ciudad natal de James.

Según el comunicado de Quibi, “la serie explorará las pruebas diarias, los triunfos y el impacto que cambiará la vida del personal escolar, los estudiantes y las familias que trabajan juntos en un entorno educativo único y familiar que abarca el trauma y los desafíos muchas caras en Akron”.

Marc Levin dirigió la serie producida por SpringHill Entertainment, con James como productor ejecutivo.

“No es avena instantánea lo que estamos creando aquí”, dijo James en el documental. “No puedes simplemente poner el paquete de avena en el tazón y ponerlo en el microondas y estamos listos para comenzar. Somos buenos lidiando con el proceso”.

A veces, el documental te hace sentir inspirado. A veces te pone triste. A veces, te hace pensar.

En un episodio, la madre de James, Gloria, reveló que su hijo “se ve a sí mismo” en los mil 443 estudiantes que el programa I Promise atiende en la escuela (343 estudiantes de tercer a quinto grado) y en la Red Akron I Promise (mil 100 estudiantes de sexto a 11vo grado). Eso es porque esos estudiantes “tienen una falta inicial de esperanza en su futuro”, dijo Gloria. James a menudo sentía lo mismo después de crecer en un hogar monoparental y mudarse varias veces a lo largo de su infancia. Como reveló Gloria, “estábamos prácticamente en la calle”.

Otro episodio capturó a algunos estudiantes compartiendo sus sentimientos conflictivos sobre asistir a I Promise.

Algunos expresaron sentirse empoderados para asistir a una escuela que James apoya: la Fundación LeBron James Family ha otorgado a las Escuelas Públicas de Akron poco más de millón de dólares al año para ayudar a pagar los salarios de los maestros, ampliar el personal para que cada maestro no tenga más de 20 estudiantes, apoyo programas extracurriculares, tutores y proporcionan diversos recursos que incluyen alimentos, atención médica, vivienda, asistencia legal y desarrollo profesional. A pesar de tener su último día de clases el 13 de marzo debido a COVID-19, I Promise todavía mantuvo abierto su Centro de Recursos Familiares para ayudar a los estudiantes y familias con alimentos, ropa y paquetes de cuidado.

Al compartir estas historias con profundidad y sensibilidad, el documental detalla la visión de James y los obstáculos que han esperado a todas las partes involucradas para ejecutar el plan del juego.

“Casi parece que cuando creces en las zonas marguinadas de la ciudad, a nadie le importas”, dijo James en el documental. “Muchos niños como yo tenemos sueños. Lo único que impide que esos sueños se hagan realidad es el apoyo que los rodea. Para poder usar mi plataforma o mis recursos, me apasionaba que nuestros hijos y nuestra ciudad vivieran bajo un mismo techo”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.