Ricardo Alexis Díaz recibió sentencia condenatoria, pero será hasta el próximo 12 de marzo cuando, en audiencia, se defina la pena a cumplir en prisión. La sentencia mínima puede recibir es de 40 años. 

Por Magarely Hernández

Puebla, 6 de abril (Periódico Central).- Ricardo Alexis Díaz fue declarado culpable por el feminicidio de Mara Fernanda Castilla. La Fiscalía General del Estado de Puebla comprobó que el entonces conductor de Cabify golpeó a la joven universitaria de 19 años, la atacó sexualmente y luego la estranguló para finalmente dejar su cuerpo abandonado en Xonacatepec, envuelto en la sábana del motel al que la llevó en septiembre de 2017.

Después de más de tres meses de juicio, finalmente este día el Tribunal Colegiado del Enjuiciamiento resolvió de forma unánime dictar fallo condenatorio en contra de Ricardo Alexis Díaz. Sin embargo, será el próximo lunes 12 de marzo cuando en audiencia se resuelva la condena que deberá pagar en prisión.

No obstante, la pena mínima que puede recibir es de 40 años en prisión mientras que la máxima es de 60.

Mara Fernanda Castilla Miranda tenía 19 años y estudiaba el tercer semestre de la licenciatura de Ciencias Políticas en la UPAEP. Su hermana la reportó como desaparecida la madrugada del viernes 8 de septiembre de 2017, cuando salió del bar The Bronx, ubicado en San Andrés Cholula, y pidió una unidad de Cabify para regresar a su casa, pero nunca llegó.

El conductor de la unidad de Cabify, Ricardo Alexis N., fue detenido el 12 de septiembre en Tlaxcala, pero el cuerpo de Mara fue encontrado hasta el 15 de septiembre.

De acuerdo con la mecánica de hechos presentada por la FGE, Ricardo Alexis N. llevó a Mara al Motel del Sur, ubicado muy cerca del domicilio de la joven. Ahí, abusó sexualmente de ella; la mató y después envolvió el cuerpo con una sábana del hotel y lo fue a tirar en una barranca de la zona de Santa María Xonacatepec.

Los padres de Mara mencionaron que su hija estuvo en riesgo desde el momento en que se subió a la unidad de la plataforma. El viaje supuestamente era de 30 minutos y Mara llegó a su casa, pero nunca descendió del automóvil hasta que Ricardo Alexis la bajó e ingresó con ella a una habitación del motel.

Las pruebas contundentes en contra de Ricardo Alexis fueron restos de su semen en la ropa de Mara y los videos que lo captaron al ingresar y salir del Motel del Sur además de la sábana con la que envolvió el cuerpo de Mara, pues pertenecía a la misma habitación a la que él ingresó.

También será el próximo lunes cuando se defina la reparación del daño; sin embargo, Gabriela Miranda y Alejandro Castilla, los padres de la víctima, declararon que no les importa el dinero, solo quieren que Ricardo Alexis pague todos los años en prisión.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Periódico Central. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.