Colectivos denuncian la criminalización de León Fierro, defensor del agua en Baja California

06/05/2018 - 6:12 pm

Las organizaciones detallaron que la familia fue informada de que Fierro Reséndiz estaba acusado de homicidio doloso en grado de tentativa, luego de que presuntamente intentara atropellar con su auto a seis elementos de la Policía Municipal el día 16 de enero de 2017, fecha en que Mexicali Resiste se manifestaba en contra de la construcción de un acueducto en el ejido El Choropo, a las afueras de la capital de Baja California.

Mexicali Resiste, junto con otros colectivos afines, son parte de un movimiento que se manifiesta contra las medidas que el gobierno de Baja California ha tomado, para lo que ellos consideran, privatizar el agua y beneficiar a empresas como la cervecera Constellation Brands, a costa del goce del derecho al agua de las personas y comunidades de Mexicali y su comarca. Foto: Twitter / @Laminuta

Ciudad de México, 6 de mayo (SinEmbargo).- Organizaciones denunciaron la criminalización de León Fierro Reséndiz, defensor del derecho humano al agua e integrante del Movimiento Mexicali Resiste, quien fue detenido el pasado jueves 3 de mayo por policías ministeriales de manera arbitraria, luego de que dejara a su hijo en una secundaria.

En una misiva precisaron que de acuerdo con testimonios de sus familiares, la captura se realizó en un auto, acompañado de otros cuatro vehículos, sin insignias visibles que permitieran identificar si se trataba de un vehículo oficial.

Asimismo, las organizaciones detallaron que la familia fue informada de que Fierro Reséndiz estaba acusado de homicidio doloso en grado de tentativa, luego de que presuntamente intentara atropellar con su auto a seis elementos de la Policía Municipal el día 16 de enero de 2017, fecha en que Mexicali Resiste se manifestaba en contra de la construcción de un acueducto en el ejido El Choropo, a las afueras de la capital de Baja California.

“Sus familiares ven claramente que su detención es un medio de hostigamiento y criminalización contra una persona que ha protestado en contra la privatización del agua en el municipio”, subrayaron.

Según testimonios recabados por el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS), el día de la protesta y en medio del operativo coordinado entre Policía Municipal, estatal y ministerial, el automóvil de León Fierro había sido gravemente afectado por elementos municipales, por lo que el defensor del derecho al agua procedió a retirar el vehículo sin causar ningún daño.

Además, las organizaciones sostuvieron que dicho acto es el que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Baja California utiliza para formular esta acusación, pese a que hay documentación donde se demuestra que el retiro del vehículo se dio acorde a la versión de sus familiares.

“Desde el FLEPS, evidenciamos que estos hechos constituyen un intento de obstaculizar el ejercicio de la protesta de las y los integrantes de Mexicali Resiste, criminalizándoles por medio de la imputación de delitos sin sustento real alguno. Exigimos a la PGJE y al Poder Judicial de Baja California que se respete el debido proceso de León Fierro y se le otorgue la libertad, toda vez que se ve claramente la tendencia a la criminalización de la protesta social como la causa de su imputación. Asimismo, exigimos el cese al hostigamiento y represión en contra de quienes hacen uso legítimo de la protesta como un medio para demandar el pleno goce, la garantía y el respeto de otros derechos en Baja California, y particularmente contra quienes forman parte de Mexicali Resiste”, urgieron.

Mexicali Resiste, junto con otros colectivos afines, son parte de un movimiento que se manifiesta contra las medidas que el gobierno de Baja California ha tomado, para lo que ellos consideran, privatizar el agua y beneficiar a empresas como la cervecera Constellation Brands, a costa del goce del derecho al agua de las personas y comunidades de Mexicali y su comarca.

“La respuesta de las autoridades municipales, estatales y federales al ejercicio de la protesta social, ha consistido en hostigar, reprimir y criminalizar a integrantes de Mexicali Resiste. Entre enero y febrero de 2017, cuando comenzaron las movilizaciones, se dieron casos de detenciones arbitrarias, agresiones físicas, desalojos violentos y encapsulamientos operados por las policías municipal y estatal; y la respuesta represiva contra el movimiento ha sido una constante desde entonces”, finalizaron.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas