Los asesinatos ocurrieron cuando Hoegel trabajaba como enfermero en dos hospitales del noroeste de Alemania entre 2000 y 2005. En total, el ex enfermero fue acusado de 100 delitos de asesinato.

Berlín, 6 de junio (AP).— Un ex enfermero al que le gustaba forzar paradas respiratorias a sus pacientes porque disfrutaba de la sensación de poder reanimarlos fue condenado el jueves por 85 cargos de asesinato en un tribunal del noroeste de Alemania.

La corte de Oldenburg sentenció a Niels Hoegel, de 42 años, a cadena perpetua y señaló la “especial gravedad de los delitos” para asegurar que cumple más allá de la pena estándar de 15 años, según la agencia alemana de noticias dpa.

Los asesinatos ocurrieron cuando Hoegel trabajaba como enfermero en dos hospitales del noroeste de Alemania entre 2000 y 2005.

En total, Hoegel fue acusado de 100 delitos de asesinato. En un primer momento no estaba claro por qué el tribunal solo le declaró culpable de 85 de los cargos.

Hoegel se disculpó en un alegato de cierre tras los siete meses de juicio.