Es probable que los astronautas echen de menos los platos de sus abuelas, desayunar un pan con mantequilla o disfrutar de una cerveza al final de la jornada laboral. Estas son algunas de cosas que no pueden comer en el espacio.

Ciudad de México, 6 de junio (Ticbeat).– Los vuelos espaciales tripulados comenzaron en 1961 cuando el cosmonauta ruso Yuri Gagarin se apoderó de la atmósfera terrestre. Desde entonces los humanos han estado explorando el espacio a través de una variedad de misiones, pero ¿qué pueden comer los astronautas en el espacio?

En un entorno de microgravedad muchos alimentos no son prácticos, pueden causar molestias intestinales o problemas en la nave, estando totalmente prohibidos por parte de agencias gubernamentales y la NASA. Repasamos cinco de ellos.

PAN
El programa espacial ha evitado durante mucho tiempo el pan, ya que a menudo carece de la estructura y la vida útil necesaria para trabajar como alimento espacial. Para muestra, una anécdota que recogía la revista Quo. En 1965, la misión Gemini 3 se propuso evaluar la comida que podían ingerir los astronautas. Gus Grissom y John Young decidieron introducir una empanada de carne sin contárselo a los responsables de la misión. Sin embargo, al comerla miles de migas se desperdigaron y volaron por la nave, lo cual implica riesgos.

ALCOHOL
Los exploradores espaciales rusos tienen larga tradición de consumir cantidades limitadas de alcohol en el espacio, algo que para los astronautas de la NASA está prohibido por las agencias gubernamentales que los envían a lugares como la Estación Espacial Internacional (EEI).

Aunque se ha desmentido el mito de que beber a alturas elevadas puede provocar efectos extraños o emborrachar más rápido, la NASA prohíbe beber para evitar emergencias médicas, eructos pastosos y para sentar una política de responsabilidad. Como curiosidad recogida por la BBC, Buzz Aldrin reveló que tomó una pequeña cantidad de vino en la ceremonia de la comunión antes de que él y Neil Armstrong bajaran del módulo lunar en 1969.

SAL Y PIMIENTA
En las naves no se permite ningún condimento granulado como por ejemplo la sal, la pimienta o el azúcar, ya que pueden provocar un lío en el espacio de microgravedad. Por eso la NASA ha desarrollado alternativas líquidas para que usen los astronautas a la hora de comer.

BEBIDAS GASEOSAS
La carbonatación en bebidas como las gaseosas actúa de manera diferente en el espacio que en la Tierra. Como resultado, las burbujas de dióxido de carbono permanecen en el líquido – inclusive después de haberse bebido- pudiendo causar malestar digestivo a los astronautas, que no volverán a escuchar el chasquido de su refresco favorito al abrirse hasta poner los pies en la Tierra. De hecho, la propia NASA describe las bebidas carbonatadas como “un desastre espumoso en el espacio”.

HELADO
Astronaut Ice Cream es uno de los recuerdos más populares de las tiendas de regalos orientadas a la ciencia en todo el mundo, pero no hay evidencia de alguna vez haber volado en el espacio. Debido a la naturaleza frágil y quebradiza del helado deshidratado, este tipo de alimento podría interferir con el entorno de microgravedad. Los tripulantes deberán esperar a su próximo verano en nuestro planeta.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TICBEAT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.