Un grupo de individuos con armas de fuego ingresaron al centro y dispararon contra 10 personas, nueve murieron allí mismo.

Irapuato (México), 6 jun (EFE).- Diez personas fueron asesinadas a tiros este sábado en un centro de rehabilitación para adicciones del municipio de Irapuato, en el estado de Guanajuato, uno de los más golpeados por la ola de violencia que sufre México.

De acuerdo con el Gobierno municipal, los hechos ocurrieron por la tarde en un centro de rehabilitación, uno de los espacios conocidos en la zona como “anexos”.

Un grupo de individuos con armas de fuego ingresaron al centro y dispararon contra 10 personas, de las cuales nueve resultaron muertas allí mismo. La décima alcanzó a ser hospitalizada con vida, pero minutos después falleció.

Al lugar llegaron agentes de la policía municipal para resguardar la zona, así como efectivos de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato para recabar indicios sobre el motivo del crimen múltiple.

Los centros de rehabilitación de adicciones de Irapuato, el segundo municipio más poblado de Guanajuato con cerca de 600 mil habitantes, han sido objeto de muchos ataques en fechas recientes.

El 4 de diciembre pasado un comando armado ingresó durante la madrugada a uno de estos establecimientos y secuestró a 25 personas internadas en él.

Posteriormente, el sábado 8 de febrero de este año, en otro centro de rehabilitación secuestraron a cinco personas, además de incendiar dos casas aledañas, un taller mecánico, automóviles y motocicletas.

En Guanajuato, estado ubicado en el centro de México con aproximadamente seis millones de habitantes, la violencia ha crecido gradualmente por la disputa territorial que encabezan principalmente dos organizaciones del narcotráfico: el Cártel de Santa Rosa de Lima y el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

En lo que va de año Guanajuato ocupa el primer lugar de México en homicidios dolosos, con mil 532 víctimas mortales contabilizadas de enero a abril, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

México vivió en 2019 el año más violento desde que hay registros, con más de 34 mil homicidios dolosos y cerca de mil feminicidios, una violencia que sigue al alza en 2020 a pesar de la cuarentena por la COVID-19.