¿Cuáles son las cosas por las que vale la pena levantarse cada día? Pablo Perroni da vida a un hombre que desde niño inicia una lista de cosas maravillosas y que va creciendo a lo largo de su vida. La obra que se presenta en el Teatro Milán, toca el tema de la salud mental de una forma amable y que crea conexión con el público. 

Ciudad de México, 6 de junio (SinEmbargo).- Poco a poco las condiciones permiten regresar al teatro a disfrutar de una obra en vivo y el Teatro Milán cuenta con varias propuestas de calidad, una de ellas es Puras Cosas Maravillosas, un monólogo escrito por Duncan Macmillan y Jonny Donahoe al que Pablo Perroni da vida de gran manera y ahora integrando elementos como cubrebocas, toallas desinfectantes, lentes y un traje de cuerpo completo para seguir con las medidas de seguridad.

Puras Cosas Maravillosas cuenta la historia de un hombre que desde niño escribe las cosas maravillosas de la vida, se presenta su visión de niño, adolescente y adulto. ¿Qué le resulta maravilloso en cada etapa? Además de que toca un tema tan importante como lo es la salud mental, en específico el suicidio.

“Yo creo que todos en nuestra vida hemos pasado por algún momento en donde hemos sentido así, si no una terrible depresión que requiera de terapia, sí muy tristes, desolados y sin saber cuál es el sentido, esta pandemia nos hizo a todos cuestionarnos muchas cosas y   a hacernos tocar fondo en muchos sentidos”, señaló el actor.

Para Perroni es claro que hay que hablar del tema de la salud mental. “Tenemos que ser conscientes, tenemos que estar ahí para escuchar y hablar, esta es mi manera de hablar”, comentó. El actor refirió que la gente sigue yendo a ver la obra porque el texto crea una conexión con cada uno, todos tienen una lista de cosas maravillosas que a veces dan por hecho y no les dan la atención que requieren para salir de los baches, explicó que no tienen que ser enormes, puedes ser algo como el helado.

“Esta obra siempre he creído que es muy importante lo que tiene que decir y la gente me lo ha hecho saber, por la simpleza, es una anécdota muy sencilla en la que todos podemos identificarnos y tampoco es un drama terrible ni es un libro autoritario […] al ser una obra en la que el publico ayuda a contar la historia, inmediatamente conectan, es mi manera de hablar sobre el tema, de las cosas que me interesan hablar: salud mental, depresión, suicidio, de esta manera creo que con la risa es mucho más fácil abrir el tema”, contó.

Puras Cosas Maravillosas le brinda la oportunidad a Perroni de regresar al teatro, algo que él ya extrañaba y que era necesario para el texto, la interacción con otros, es por eso que se resistió a presentarla en formato de streaming.

“Creo que el texto es muy poderoso como es y creo que ahora más que nunca es el tipo de texto que necesitamos escuchar”, dijo Pablo Perroni al terminar la función de prensa. Los cambios se realizaron en el montaje para poder interactuar con sana distancia con el público, por ejemplo, el uso de un listo que toma él y otra persona para simular que están tomados de la mano, si entrega un objeto a alguien lo desinfecta y mete en una bolsa de plástico o se coloca el traje completo con cubrebocas y lentes y ningún espectador sube al escenario.

Al entrar se toma la temperatura y se da gel antibacterial para las manos, al pasar a la sala se deja espacio entre los asistentes, por lo que no todos los asientos están ocupados, esto siguiendo las medidas de seguridad.