México
Mara Lezama festejó la noche del 5 de junio con simpatizantes de Morena su eventual triunfo en las elecciones para ser Gobernadora de Quintana Roo.

En 2018, los partidos de la Alianza gobernaban 32 estados: hoy les quedan sólo ocho

06/06/2022 - 11:35 am

Morena logró consolidarse como la principal fuerza política de México y luego de la jornada electoral de este domingo quedó con el poder de 20 entidades, seguido del Partido Acción Nacional (PAN) que tiene bajo su control cinco estados. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió Hidalgo y se despidió de Oaxaca. Sin embargo, en alianza logró la gubernatura de Durango.

Ciudad de México, 6 de junio (SinEmbargo).- Con las cuatro gubernaturas que ganó este domingo 5 de junio, Morena se convirtió, en sólo cuatro años, en el partido político más ganador en la historia reciente y cambió radicalmente el rostro político de México: ganó la Presidencia de la República, la mayoría en las dos cámaras del Congreso y 20 de los 32 estados con una población gobernada de más de 70 millones.

Morena fue creado en 2012 por Andrés Manuel López Obrador como asociación civil y sólo obtuvo registro como partido para las elecciones federales de 2015, a partir de cuya fecha ha ido en ascenso en todas las elecciones, sobre todo desde 2018, hasta convertirse en la primera fuerza política del país.

Antes de las elecciones de 2018, Morena no tenía ni una sola gubernatura, pero en cuatro años ganó 20, la mayoría de ellas.

En 2018, ganó la Ciudad de México, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Morelos; en 2019, triunfó en Baja California y Puebla; y en 2021 conquistó 11 gobiernos estatales, y este domingo las otras cuatro.

En contraste, antes de 2018, los partidos de la coalición Va por México –PRI, PAN y PRD– gobernaban los 32 estados del país, pero a partir de este domingo los tres partidos tienen sólo ocho, una cuarta parte. 

Morena y sus aliados le arrebataron este domingo dos gubernaturas al PAN, Tamaulipas y Quintana Roo, y otras dos al PRI, Hidalgo y Oaxaca, por lo que el primer partido se queda con cinco estados –Guanajuato, Querétaro, Yucatán, Chihuahua y Aguascalientes–, mientras que el segundo con sólo el Estado de México y Coahuila, y comparten Durango.

El partido Movimiento Ciudadano (MC), que obtuvo un lejano tercer lugar en estas elecciones, gobierna Jalisco y Nuevo León, mientras que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) tiene la gubernatura de San Luis Potosí.

En población gobernada, Morena pasa de 58 millones 461 mil en 16 estados que tenía a 70.5 millones en las 20 entidades que ahora gobernará, incluyendo Tamaulipas (tres millones 527 mil 735), Oaxaca (tres millones 527 mil 735), Hidalgo (tres millones 082 mil 841) y Quintana Roo (un millón 857 mil 985).

Estos cuatro estados se suman a Sinaloa, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero, Tlaxcala, Zacatecas, Campeche, Ciudad de México, Tabasco, Chiapas, Veracruz, Puebla y Morelos.

Hasta antes de ayer, el PAN gobernaba ocho estados con 23 millones 242 mil personas, pero con la derrota en Tamaulipas y Quintana Roo sólo le quedan 17 millones 858 en sólo seis estados: Guanajuato, Querétaro, Yucatán, Chihuahua, Aguascalientes y Durango.

Y el PRI pierde los tres millones 082 mil de Hidalgo y los cuatro millones 132 mil de Oaxaca, un total de siete millones 200 mil, por lo que baja de 27 millones 354 mil personas a 20 millones.

Al PRI le quedan los 17 millones del Estado de México y los tres millones de Coahuila, si bien reivindica como suya la gubernatura de Durango, que ganó con el apoyo de PAN y PRD.

El Estado de México y Coahuila se renovarán el próximo año, previa a la elección presidencial de 2024.

Por su parte, el partido Movimiento Ciudadano gobierna Jalisco (ocho millones 348 mil habitantes) y Nuevo León (cinco millones 784 mil habitantes), mientras que el PVEM se queda con San Luis Potosí y sus dos millones 822 mil habitantes.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video