En la primera tumba yace un hombre, cuyos restos fueron enterrados en la popa de la embarcación. Al lado fueron encontradas varias pertenencias personales, incluido su equipo de armas con espada, lanza y escudo y un peine ricamente adornado.

Ciudad de México, 6 de julio (RT).- Un “hallazgo sensacional” de dos barcos funerarios de la época vikinga ha sido anunciado este 3 de julio por arqueólogos suecos a través de su sitio web. Durante tres semanas del pasado junio, los especialistas han estado investigando ambos barcos, encontrados en otoño pasado en el territorio de la parroquia de Gamla Uppsala, localidad que fue el epicentro cultural y político de la escandinava pagana y aparece frecuentemente en la mitología nórdica.

Con pocas excepciones, este tipo de tumbas pertenece al periodo del 550 al 800 o a la Edad Vikinga, del 800 al 1050, cuando era más común cremar a los muertos. Pero en este caso, los fallecidos en los barcos fueron enterrados sin cremar.

Restos de un caballo encontrados por los arqueólogos. Foto: Arkeologerna Staten Historiska Museer

¿QUÉ HAY DE LOS BARCOS?

“Es un pequeño grupo de personas enterradas de esta manera. Se puede sospechar que se trata de individuos prominentes de la sociedad de aquella época, porque los barcos funerarios enterrados son generalmente muy raros”, ha reiterado el arqueólogo Anton Seiler. Uno de los barcos encontrados está intacto y el otro fue dañado probablemente cuando se construyó el sótano de una iglesia cercana.

En la primera tumba yace un hombre, cuyos restos fueron enterrados en la popa de la embarcación. Al lado fueron encontradas varias pertenencias personales, incluido su equipo de armas con espada, lanza y escudo y un peine ricamente adornado.

Los especialistas encontraron un equipo de armas con espada, lanza y escudo y un peine ricamente adornado. Foto: Arkeologerna Staten Historiska Museer

En el otro extremo del barco fueron depositados un perro y un caballo. Herrajes de hierro y otros accesorios para caballos “probablemente muy hermosos” estaban al lado. Ambos animales pueden haber pertenecido al hombre fallecido y tuvieron que acompañar a su dueño después de la muerte al Valhalla.

El barco dañado probablemente es el más grande de los dos, con una longitud de siete metros o más.

Uno de los arqueólogos revisando los restos de un caballo. Foto: Arkeologerna Staten Historiska Museer

EXCAVACIÓN ÚNICA

Los arqueólogos suecos subrayan la exclusividad de estos barcos funerarios e indican que en toda Suecia hay un total de diez tumbas descubiertas de este tipo. “Es una excavación única, ya que el último barco excavado aquí se investigó hace 50 años”, ha revelado Seiler.

Debido a que una de las tumbas está completamente intacta los arqueólogos tienen una oportunidad única para estudiar los rituales de entierro de los vikingos utilizando métodos modernos. “Ahora tenemos posibilidades completamente diferentes de usar análisis científicos, que darán resultados emocionantes y generarán resultados completamente nuevos”, indicó Seiler.

Una parte de los objetos hallados en los barcos funerarios se exhibirá este verano en el Museo de Gamla Uppsala y en el Museo Histórico de Estocolmo en otoño.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.