Según reportan diversos medios, el establecimiento atacado fue clausurado hace un par de años debido a su presunta relación con el ex Delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, vinculado con Felipe de Jesús Pérez, alias “El Ojos”, líder del Cártel de Tláhuac.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).- Un restaurante ubicado en Querétaro, presuntamente relacionado con el Cártel de Tláhuac, fue atacado por hombres que incendiaron el lugar con bombas molotov.

De acuerdo con medios nacionales, empleados del negocio identificado como “La Carreta del Pacífico” relataron que el ataque tuvo lugar durante la noche de este viernes.

Según reportan diversos medios, este establecimiento fue clausurado hace un par de años debido a su presunta relación con el ex Delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, vinculado con Felipe de Jesús Pérez, alias “El Ojos”, líder del Cártel de Tláhuac.

Testimonios de empleados del lugar aseguran que no se reportaron lesionados por este ataque, además de que al momento de la agresión no había clientes en el restaurante, únicamente permanecían los empleados.

Cabe señalar que en fechas recientes, los bares y otros negocios de esparcimiento, como salones de fiestas o restaurantes, se han convertido en blanco de ataques por parte de presuntos integrantes del crimen organizado.

ATAQUES A NEGOCIOS

El pasado 24 de junio, un grupo de al menos 20 hombres armados presuntamente prendió fuego a un bar localizado en el municipio de Huichapan, Hidalgo, lo que dejó un saldo de al menos tres personas fallecidas además de la supuesta desaparición del propietario del establecimiento.

De acuerdo con información de medios nacionales, fueron localizados los restos de tres personas al interior del local, sin embargo, hasta el momento no han podido ser identificadas debido al estado en el que se encuentran.

Los primeros reportes, citados por diversas publicaciones, indican que el ataque en contra del bar “Caballo Negro” ocurrió alrededor de las 3:00 horas, cuando un grupo de al menos 20 sujetos armados llegaron al lugar a bordo de seis vehículos.

Posteriormente, los agresores desalojaron a las personas que se encontraban al interior del inmueble, para luego rociarlo con combustible y prenderle fuego.

Supuestamente, durante el ataque fue privado de su libertad el dueño del establecimiento, aunque esta información no ha sido confirmada hasta el momento por parte de las autoridades.