Las cifras en torno a los 40 dólares continúan lastrando a los principales productores, que antes de conocer la existencia de la pandemia habían llevado a cabo una estrategia de negocio expansionista.

Nueva York, 6 de julio (EFE).- Motivados por una menor producción entre las compañías de esquisto de EU y la confianza de los operadores en que la recuperación económica marcha a buen ritmo y que no volverá a haber restricciones severas para contener el virus, los precios del petróleo repuntaron este lunes.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en septiembre aumentó este lunes en el mercado de futuros de Londres un 1.70 por ciento, al cotizar a 43.51 dólares.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con una subida del 0.7 por ciento, hasta los 40.93 dólares el barril. Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en agosto sumaron 0,28 dólares respecto a la sesión previa del jueves, ya que el viernes fue festivo en Estados Unidos.

Los precios del “oro negro” subieron en una sesión volátil movidos, asimismo, por las mejoras en los mercados europeos y asiáticos, especialmente en China, el mayor consumidor de petróleo del mundo, cuyos mercados de capitales están volviendo a atraer dinero del exterior y en donde los analistas prevén ya un escenario con un mercado alcista “saludable”.

También influyó la reducción en el bombeo entre los principales productores estadounidenses, para los que el precio del barril, que en enero llegó a superar los 60 dólares, aún es insuficiente para retomar su actividad normal.

El crudo de referencia de Europa abrió la semana con una tendencia alcista, tras haber retrocedido en su última sesión -al negociarse en 42.78 dólares el barril- ante los miedos de que la propagación de la COVID-19 en algunos países como Estados Unidos -uno de los grandes consumidores de energía del mundo- lastrara de nuevo la demanda.

Algunos analistas atribuyen el incremento del precio del crudo del Mar del Norte detectado hoy a una mezcla de elementos, como las subidas en el mercado general y la divulgación por parte de Saudi Aramco de sus datos de precios oficiales de venta. Estos han aumentado en la mayoría de contratos para Asia, Estados Unidos y el norte de Europa.

“No creo que el petróleo en 40 dólares sea suficiente para compensar la industria del esquisto. Este precio aún no es suficiente para cubrir toda la deuda y los costes en los que las compañías petroleras incurrieron durante el auge de precios”, dijo en declaraciones al Wall Street Journal el presidente de la consultora Lipow Oil Associates, Andy Lipow.

En este sentido, la producción estadounidense ha vuelto a caer por novena semana consecutiva, lo que ha disminuido el número de plataformas de petróleo y gas en activo.

Por otro lado, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto restaron casi dos centavos hasta los 1.24 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes sumaron cerca de diez centavos hasta 1.83 dólares por cada mil pies cúbicos.