Author image

Greenpeace

06/07/2022 - 12:05 am

Rechazar la MIA del Tramo 5 Sur del Tren Maya para proteger la selva

Si SEMARNAT autoriza la MIA-R del Tramo 5 Sur del Tren Maya estaría cometiendo una traición a México

El Tramo 5 Sur del Tren Maya cruza uno de los sistemas de cuevas más extensos e importantes a nivel nacional e internacional. Foto: Greenpeace.

Por Viridiana Lázaro Lembrino, campañista de agricultura y cambio climático en Greenpeace México.

El pasado 17 de mayo el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) ingresó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) la Manifestación de Impacto Ambiental Regional (MIA-R) para el Tramo 5 Sur del Tren Maya, como lo comentamos en nuestro sitio web. Cabe recordar que la MIA debe ser un estudio técnico que se evalúa previo al inicio de las obras para determinar el impacto ambiental que tendrá un proyecto.

Sin embargo, FONATUR ingresó tarde este estudio, pues la MIA-R se presentó después de haber iniciado la deforestación de la zona con maquinaria pesada cometiendo con ello una violación al artículo 28 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) al haber realizado el desmonte de vegetación forestal previo a obtener las autorizaciones respectivas que derivan del análisis de la MIA y del Estudio Técnico Justificativo (ETJ) para el cambio de uso de suelo, que debieron ser previos.

Pero la gravedad del asunto no termina ahí, no solo se presentó la MIA-R después de haber ocasionado la deforestación de la Selva Maya, sino que además en dicho estudio se presentó información falsa, errónea, imprecisa y con omisiones que también violan regulaciones y ordenamientos vigentes.

FONATUR ingresó tarde este estudio, pues la MIA-R se presentó después de haber iniciado la deforestación de la zona con maquinaria pesada. Foto: Greenpeace.

Uno de los ejemplos más significativos de ello es el estudio de mecánica de suelos en el que se enfocaron en analizar el riesgo por karsticidad (fenómeno que provoca que las rocas del subsuelo causen hundimientos de suelo o socavones y cuevas) solo considerando el peligro que representa para el proyecto sin considerar al suelo y al ecosistema en general. Además, en las imágenes presentadas en la MIA-R se observa que este análisis lo hicieron con un trazo diferente, por lo que la información presentada no tiene ninguna validez para el trazo actual del Tramo 5 Sur y lo que es aún más grave, se está presentando información falsa. Igualmente, en ese tramo diferente que presentan se omite que el trazo actual intersecta con una zona de karst de depresión, esto significa que intersecta con una zona donde la disolución de la roca es mayor que en otras zonas.

El Tramo 5 Sur del Tren Maya cruza uno de los sistemas de cuevas más extensos e importantes a nivel nacional e internacional: Sac Actun, que sí está señalado en la MIA-R, a diferencia de la región Nochoch Nah Chich y la región de Dos Ojos, ya que ambas son omitidas en el estudio de impacto ambiental. Estos sistemas están compuestos por complejos endokársticos de cuevas litorales con profundidades o potencias de suelo de menos de 2 metros a 20 metros.

Asimismo, en la MIA-R del Tren Maya Tramo 5 Sur, se omite la información acerca de la ubicación de los polígonos forestales. Esto es de particular relevancia, en primer lugar, porque la remoción de la vegetación forestal representa el 93.9 por ciento del área de afectación total del proyecto y porque se trata de un ecosistema que alberga una gran diversidad de flora y fauna.

En la MIA-R del Tren Maya Tramo 5 Sur se omite la información acerca de la ubicación de los polígonos forestales. Foto: Greenpeace.

Por otro lado, el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de la Región denominada Corredor Cancún-Tulum, el cual se vincula con el Tramo 5 Sur del Tren Maya, prohíbe el dragado, relleno, excavaciones, ampliación de los cenotes y la remoción de la vegetación y FONATUR indica información falsa ya que menciona: “El TM-T5 sur no incide sobre dolinas, cenotes y cavernas…” FONATUR no solo menciona información falsa al querer dar cumplimiento a este criterio, sino que además está ignorando esta prohibición explícita.

Aunado a lo anterior, el permitir la construcción del Tramo 5 Sur y de los otros tramos, fragmenta un ecosistema de miles de hectáreas al instalar infraestructura que incrementará el riesgo de atropellamiento para muchas especies de fauna silvestre a lo largo de la operación y el mantenimiento del tren.

Como se puede observar con lo antes expuesto, el proceso de evaluación de impacto ambiental ha sido irregular desde el inicio e incluso durante el proceso de la consulta pública llevada a cabo del 23 de mayo al 17 de junio, ya que la página para recibir comentarios no funcionaba adecuadamente, poniendo en tela de juicio la verdadera intención de escuchar los comentarios, sugerencias y opiniones de la ciudadanía.Es importante recalcar que las ciudadanas y ciudadanos tenemos derecho a tener acceso a la información pública, sobre todo en materia ambiental.

La remoción de la vegetación forestal representa el 93.9 por ciento del área de afectación total del proyecto. Foto: Greenpeace.

Lo anterior indica que la Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional del Proyecto Tramo 5 Sur del Tren Maya presentada por FONATUR debe negarse por cumplir con todos los supuestos correspondientes al artículo 35 fracción III de la LGEEPA; que indican que en caso de contravenir con la legislaciones, reglamentos, normas y demás disposiciones vigentes; en caso de afectar a una o más especies en peligro de extinción o categoría de amenazadas; y en caso de que exista falsedad en la información, la MIA-R debe negarse.

El permitir la construcción del Tramo 5 Sur y de los otros tramos, fragmenta un ecosistema de miles de hectáreas. Foto: Greenpeace.

Por lo tanto, si SEMARNAT autoriza la MIA-R del Tramo 5 Sur del Tren Maya estaría cometiendo una traición a México, demostrando que no hay interés en proteger a la biodiversidad ni la cultura maya, al contrario, la instancia encargada de velar por el cuidado del medio ambiente de nuestro país, pondría en grave riesgo a especies emblemáticas y en peligro de extinción como el jaguar o los peces ciegos.

La SEMARNAT debe rechazar la MIA-R del tramo 5 sur del Tren Maya porque incumple la ley; pone en grave riesgo el agua y la biodiversidad de la región; ocasiona despojo y viola el derecho a la información, a un medio ambiente sano, y a la libre determinación de los pueblos.

Exige que SEMARNAT proteja la selva maya, firma la petición: http://act.gp/PorLaSelvaMaya

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas