Javier Hidalgo, Diputado por Morena, se pronunció a favor de una buena alimentación y negó ser un cabildero de la industria chatarra, como se le señaló recientemente. Como integrante de la Comisión de Salud impulsó el nuevo etiquetado en alimentos y bebidas no alcohólicas y ahora convoca a un foro abierto para discutir el capítulo de combate a la obesidad y sobrepeso que reforzará esta legislación.

Ciudad de México, 6 de agosto (SinEmbargo).– El nuevo etiquetado en alimentos y bebidas no alcohólicas, que entrará en vigor en diciembre debido a un plazo que se le dio a la industria, debe ser complementado con un capítulo de combate a la obesidad y sobrepeso donde se incluyan medidas adicionales como hacer ejercicio, campañas informativas y la transformación de productos para generar un consumo sano, propone el Diputado Javier Hidalgo Ponce al convocar a la realización de un foro abierto que incluya a todos, hasta las empresas de la chatarra, sin que ello signifique apoyar a estas últimas, como se señaló.

“Lo que estamos promoviendo en este foro es un debate de la legislación (del etiquetado)”, aclaró el Diputado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al negar rotundamente ser un cabildero de las empresas de la comida chatarra. “Necesitamos generar el ambiente para que a la gente le sea práctico este etiquetado y nosotros hemos insistido con la industria para que reformen sus productos y que nos ayuden a ir sustituyéndolos por unos sanos, nutritivos y responsables”.

En el foro denominado “Ya logramos el etiquetado, ¿qué sigue?” y que se prevé se realice en este mes de agosto antes del 1 de septiembre cuando inicia el periodo de sesiones en la Cámara de Diputados, van a invitar a todos los que quieran hablar, “a la industria, legisladores y organizaciones”, asegura el Diputado integrante de la Comisión de Salud.

El Diputado Javier Hidalgo fue uno de los legisladores que impulsó el nuevo etiquetado. Foto: Cuartoscuro.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, una organización que trabaja en pro de la salud y que impulsó el nuevo etiquetado en alimentos y bebidas azucaradas, declaró en una entrevista con SinEmbargo que la industria de la chatarra aún tiene infiltrados en el Congreso, incluso dentro del partido Morena, y señaló al legislador Javier Hidalgo como uno de ellos.

El activista destacó que en el foro convocado por el Diputado Javier Hidalgo se invitó a Femsa, la distribuidora en México de Coca-Cola, uno de los productos que más ha dañado a la salud de los mexicanos.

“La industria tiene aliados legisladores, por ejemplo de Morena está el Diputado Javier Hidalgo, que está haciendo un foro donde nos está invitando (a las organizaciones), pero al mismo tiempo tiene sentado ahí a Roberto Campa y ConMéxico. O sea haciéndoles el juego”, dijo el director de El Poder del Consumidor.

Pero el Diputado por Morena asegura que ninguna empresa ha aceptado, hasta ahorita, la invitación:

“Ya varios diputados están dispuestos a trabajar para que la tercera semana de agosto se hagan estos foros, no creo que participe la industria porque está enojada, pero el planteamiento es que le den vuelta a la hoja, que reformen sus productos, que innoven y que acepten que hubo consecuencias con los alimentos que dieron por 40 años, que no pueden lavarse las manos y que tenemos que ir juntos en esto”.

Javier Hidalgo aclara que la invitación que se extendió a las empresas no debe entenderse como un apoyo a éstas, al contrario.

“Necesitamos todos los mexicanos generar conciencia para combatir la obesidad, la idea es que sumemos a todos: gobernadores, alcaldes, industria”, destaca Hidalgo Ponce. “Esto no quita que seamos firmes en temas como el etiquetado”.

El Diputado recordó que su compromiso con la salud y alimentación de los mexicanos no es nuevo, es un tema que ha impulsado en campaña y desde que estaba en la Asamblea legislativa del Distrito Federal (1997 a 2000) y en los cargos que ocupó en el Gobierno de la Ciudad de México durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón (director del Injuve), como asesor de Movilidad en la Alcaldía Miguel Hidalgo (2012 a 2015) y en la dirección de Gestión Ambiental en la Cuauhtémoc (2015 a 2017).

“Este tema fue un compromiso que hice en campaña y me tocó meterlo en el Plan Alternativo de Nación en 2016 junto con el doctor Jorge Alcocer (actual Secretario de Salud) y luego hice campaña con el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) y ese fue mi discurso principal”, destaca Hidalgo Ponce. “Es un tema que a mi me interesa porque mi papá falleció de diabetes a la edad que yo tengo, por eso me registré en la Comisión de Salud y fui uno de los primeros diputados que propuso el etiquetado de advertencia desde el principio”.

JAVIER-HIDALGO-MORENA

El Diputado Javier Hidalgo (derecha) negó ser un infiltrado de la industria chatarra dentro de Morena. Foto: Cuartoscuro.

***

–¿Qué dice sobre las declaraciones de Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor, que lo relaciona como uno de los cabilderos de la industria?

–La verdad eso no me me merece ninguna réplica, pero sí mi me gustaría hablar sobre el tema tan terrible que tenemos de obesidad y sobrepeso y la importancia que hemos tenido los diputados en este tema.

Este tema fue un compromiso que hice en campaña y a mi me tocó meterlo en el Plan Alternativo de Nación en 2016 junto con el doctor Jorge Alcocer y luego cuando se aprobó en noviembre de 2017 tenía la propuesta y después hice la campaña con el Presidente, ese fue mi discurso principal. Es un tema que a mi me interesa porque mi papá murió de eso. Es un asunto hasta personal. Mi papá falleció de diabetes a la edad que to tengo, por eso me registré en la Comisión de Salud y fui uno de los primeros diputados que propuso el etiquetado de advertencia desde el principio.

El tema es que lo que yo planteó es una política integral, que no solo fuera el etiquetado y esto es muy importante porque el etiquetado por sí solo no tendría resultados, sino necesitamos generar un ambiente nacional que ayude al etiquetado. Se requiere un ambiente para transformar esta pandemia que tenemos encima y para generar esto se debe hacer como cuando fue lo del tabaco, donde por ejemplo se prohibió fumar en espacios cerrados y muchas acciones de las cuales nos debemos sentir orgullosos porque ha bajado la adicción al tabaco.

Entonces mi planteamiento es algo similar y tiene que ser mucho más que una norma o decisión de un Gobierno porque esto es una estrategia transexenal y tiene que contar con un diagnóstico y una evaluación periódica, es decir, toda una serie de acciones que abarquen desde la lactancia.

Nuestra diferencia está en que unos decían el etiquetado primero y lo otro después y yo decía que todo se puede desde un principio porque somos otro Gobierno. Nosotros estamos decididos al etiquetado, pero no solo. Ahora con lo del coronavirus se confirmó lo que hemos dicho y yo estoy insistiendo en que los diputados tenemos que actuar. Llevamos cuatro meses de pandemia y te puedo decir que todas las comisiones nos hemos reunido, y la Comisión de Salud no ha debatido este tema que es tan grave.

Yo la verdad no sé la razón del compañero Calvillo de andar diciendo esas cosas, no sé con qué sentido lo hace. Otro tema donde puede haber una diferencia es que tenemos que buscar que las empresas reformen sus productos y nos ayuden a generar un consumo sano. Como parte de esta estrategia ellos tendrían que estar participando. Ahorita está rota esta relación y yo abiertamente sí le digo a la industria que ya le den vuelta a la hoja, que el etiquetado va y que lo que tendríamos que estar discutiendo son los productos nuevos que estarían generando para que la gente tenga una alternativa nueva para toda esta basura que han dado.

Mi planteamiento va de la mano de lo que dice el Presidente que todo por la razón y el derecho, que no tenemos porque andar aventando cosas a la industria.

En lo que respeta al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), mi planteamiento es que la Ley de Salud pueda legislarse para que se le dé transparencia a lo que se hace con esto, porque actualmente se cobra, pero no se sabe a dónde va, se supone que va a Hacienda, pero la idea es que se obligue a la dependencia a decir a qué partida va a ir asignado este impuesto, esto con la intención de transparentar y que la gente este consciente de que este impuesto es una contribución directa a combatir la obesidad y sobrepeso. Este es un tema que puede generar una polémica.

Como diputados tenemos que plantear el asunto de la transparencia en este tema y todo esto es una propuesta de la Comisión de Salud y diputados de otras comisiones, queremos discutirlo con el Gobierno, que tiene un comité, a fin de que se evalúe cómo generamos una ley que pueda abarcar a toda la Nación.

No entiendo por qué esos dichos de Calvillo. No tienen ningún sentido, pero aprovecho para decir que tenemos que hacer una política amplia, transexenal del combate a la obesidad y sobrepeso y tiene que ser ya en este periodo. Sería muy irresponsable que los diputados no legisláramos en septiembre sobre este tema.

–Sobre los foros que está organizando, ¿en qué consisten?

–Es un foro parlamentario que se llama “Ya logramos el etiquetado, ¿qué sigue?”. Obviamente la industria no va querer participar porque no lo consideran como un logro. Varios diputados de diferentes comisiones vamos a discutir este tema, pero si la industria hubiera querido venir, pues la invitamos también. No podemos quedarnos parados.

El día 20 de noviembre de 2017, Esteban Moctezuma (Secretario de Educación) hizo referencia a este Plan Alternativo de Nación en el Auditorio Nacional y yo en mi campaña tengo este tema (del problema de la obesidad y diabetes).

–¿Por qué cree que se le relaciona con estar cabildeando a favor de las empresas?

–No sé. Él (Calvillo) tendrá su opinión y es su derecho.

–¿En qué consiste este capítulo del combate a la obesidad y sobrepeso?

–Necesitamos todos los mexicanos generar conciencia para combatir la obesidad. La idea es que sumemos a todos: gobernadores, alcaldes. Que se construya en un ambiente de armonía y no de confrontación. Obviamente hay una confrontación porque la industria no quería el etiquetado, pero lo cortés no quería lo valiente y Calvillo quiere vernos como si fuéramos el PRI. Mi lealtad no es con él, si yo tengo una lealtad es con Morena y el Presidente. No somos iguales, nosotros estamos transformando y esto tiene que ser parte de la transformación.

No podemos darle toda la responsabilidad al consumidor por el etiquetado de advertencia. Necesitamos generar el ambiente para que a la gente le sea práctico este etiquetado y nosotros hemos insistido con la industria para que reformen sus productos y que nos ayuden a ir sustituyendo sus productos por unos sanos, nutritivos, responsables. Obviamente esto va acompañado de desayunos escolares calientes, naturales. Son muchas las acciones que se tienen que hacer.

(Cavillo) trae una animadversión a la actividad física, que es fundamental para el equilibrio de las calorías para poder bajar de peso, y esta actividad tiene que ser una acción relevante. Entonces a mí no me van a hacer renunciar con esos chismes baratos de que soy aliado (de la industria). Yo estoy comprometido.

–¿En este capítulo del combate a la obesidad participaría la industria?

–Yo vi algunos que ya etiquetaron sus productos, yo considero a eso que ya se están sumando.

–¿Cuándo se realizarán estos foros?

–Lo que estamos promoviendo en este foro es un debate de la legislación (del etiquetado) y de otras. Vamos a invitar a todos los que quieran hablar, la industria y organizaciones. Estos foros tenemos pensado que se realicen en agosto porque tienen que ser antes de septiembre. Lo que estamos presionando es que para este periodo que empieza en septiembre tengamos este debate del capítulo para combatir la obesidad y sobrepeso. Ya varios diputados están dispuestos a trabajar para que la tercera semana de agosto se hagan estos foros, no creo que participe la industria porque está enojada, pero el planteamiento es que le den vuelta a la hoja, que reformen sus productos, que innoven y que acepten que hubo consecuencias con los alimentos que dieron por 40 años, que no pueden lavarse las manos y que tenemos que ir juntos en esto. Se requiere de todos. Eso no quieta que seamos firmes en temas como el etiquetado.