El Departamento de Estado de EU ha publicado un extenso informe titulado “Los fundamentos de la desinformación y la propaganda en Rusia”. Según el subdirector del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Exteriores ruso, Alexéi Zaitsev, ese documento es otra manifestación de la política de difamación contra Moscú.

CHICAGO, 6 de agosto (AP/RT).- El Departamento de Estado denunció el miércoles que Rusia está usando una operación bien desarrollada en Internet que incluye un conjunto disperso de sitios web satélites para azuzar la confusión acerca del coronavirus al darle mayor difusión a teorías de conspiración y desinformación.

La revelación fue inusual para el Gobierno del Presidente Donald Trump, que ha sido cauto a la hora de culpar al Kremlin de campañas de desinformación, especialmente en torno a las elecciones de Estados Unidos. A pesar de la evidencia de que Moscú lanzó una operación de desinformación divisiva en las redes sociales durante los comicios presidenciales de la nación norteamericana en 2016, el informe del Departamento de Estado no examinó cómo —si es que realmente es así— Rusia está llevando a cabo otra campaña en Internet para influir en las elecciones de este año.

Sin embargo, el Secretario de Estado Mike Pompeo sí anunció el miércoles que Estados Unidos ofrecería una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que identifique a las personas que trabajan con gobiernos extranjeros para interferir en las elecciones estadounidenses mediante actividad cibernética ilícita.

La dependencia detalló un ciclo de desinformación respaldado por Rusia, el cual difunde datos falsos en Internet a través de funcionarios estatales y reportes de medios financiados por el Estado, al infiltrar las conversaciones en las redes sociales en Estados Unidos, y aprovechando un marco engañoso de sitios web. Las labores del Kremlin se han enfocado recientemente en teorías de conspiración en torno a la pandemia del coronavirus, según el informe.

“Rusia está desempeñando un papel importante para crear y difundir información falsa y propaganda sobre muchos temas”, comentó Lea Gabrielle, directora del Centro de Participación Global del Departamento de Estado.

El departamento mencionó más de media docena de sitios web que, fungiendo como “intermediarios” para Rusia, han difundido una serie de teorías de conspiración sobre la pandemia que se han estado propagando ampliamente y han sido muy debatidas en plataformas como Facebook, Twitter e Instagram.

Los sitios noticiosos en Internet parecen ser independientes del Gobierno ruso, pero en realidad sirven como un “tejido conectivo” entre el Kremlin y los medios financiados por el Estado que a menudo promueven la misma información falsa desde sus propios canales, comentó Gabrielle.

“Eso es lo que los hace efectivos”, señaló la funcionaria. “Para la persona promedio es difícil ver estos sitios y darse cuenta de la afiliación rusa”.

Rusia ha negado en repetidas ocasiones las acusaciones de Estados Unidos de que está detrás de campañas de desinformación en Internet. La semana pasada dijo que afirmaciones similares eran una “fobia persistente”.

Los sitios web que el Departamento de Estado identificó el miércoles han promovido teorías de conspiración sin fundamentos que afirman que la COVID-19 fue creada en un laboratorio como un arma biológica, que el multimillonario Bill Gates está conspirando para usar la pandemia como una excusa para colocarle microchips a la gente, y que los planes para desarrollar una vacuna contra el coronavirus son simplemente una táctica de las compañías farmacéuticas para ganar dinero. No existe evidencia detrás de esas afirmaciones.

RUSIA RESPONDE

El Departamento de Estado de EU ha publicado un extenso informe titulado “Los fundamentos de la desinformación y la propaganda en Rusia”. Según el subdirector del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Exteriores ruso, Alexéi Zaitsev, ese documento es otra manifestación de la política de difamación contra Moscú.

“Incluso con un conocimiento superficial de este texto, resulta obvio que es un ejemplo vívido de la política seguida por las autoridades estadounidenses para denigrar a Rusia”, aseveró el diplomático.

En el documento, Moscú ha sido identificada como la “principal amenaza” de la desinformación y la propaganda, de la cual el Kremlin es responsable. Al mismo tiempo, Estados Unidos y sus aliados, reza el informe, no “se quedarán de brazos cruzados mientras Rusia abusa de las formas modernas de comunicación”.

La Embajada de Rusia en Estados Unidos consideró que las declaraciones del informe “llegaron al punto del absurdo”. La misión diplomática advirtió que “los medios de comunicación rusos y extranjeros que se atrevan a criticar a EU deben tener en cuenta que pueden, y casi con certeza, serán objeto de un escrutinio exhaustivo”, y que “sus cuentas en las redes sociales estadounidenses corren el riesgo de ser suspendidas sin explicación”.

“El informe mencionado anteriormente es un intento de silenciar las propuestas oficiales rusas para reanudar la cooperación en áreas clave de las que depende la seguridad del mundo entero”, reza el mensaje de la Embajada en Facebook.

-Con información de Amanda Seitz, de AP