En mayo el consejero delegado de Uber lanzó un mensaje optimista de cara al futuro al asegurar que en abril se había “tocado fondo, sin embargo, los rebrotes del coronavirus han hecho descarrilar esas proyecciones.

La firma optó por centrarse en el buen momento de Uber Eats, al que calificó de “protección natural” para el negocio.

Nueva York, 6 de agosto (EFE).- Wall Street cerró en verde este jueves y el índice compuesto Nasdaq superó por primera vez la barrera de 11 mil puntos, impulsado por las grandes tecnológicas y unos datos de desempleo mejores de lo esperado, mientras siguen las negociaciones en Washington para lograr un nuevo paquete de estímulo fiscal.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Nasdaq avanzó un 1 por ciento o 109.67 puntos y se situó en 11 mil 108.07 unidades, logrando un nuevo máximo histórico gracias a considerables alzas como las de Facebook (6.49), Apple (3.49) o Netflix (1.39).

El Dow Jones de Industriales subió un 0.68 por ciento o 185.46 puntos, hasta 27 mi 386.98 enteros; y el selectivo S&P 500 ascendió un 0.64 por ciento o 21.39 puntos, hasta 3 mil 349.16 enteros.

Por sectores, las mayores ganancias fueron para las empresas de comunicaciones (2.45) y tecnológicas (1.46), y retrocedieron especialmente las energéticas (-0.71) y sanitarias (-0.57).

Este jueves marcaron el ritmo del parqué neoyorquino las grandes tecnológicas, cuyos resultados financieros y retorno bursátil han destacado este año en el sombrío contexto de la pandemia, manteniendo beneficios y aumentando su capitalización.

La multinacional estadounidense del transporte compartido Uber anunció este jueves unas pérdidas de 4 mil 711 millones de dólares en la primera mitad de 2020, unas cuentas fuertemente lastradas por la pandemia de COVID-19 y la drástica reducción de la movilidad.

Las cuentas de Uber sembraron decepción en Wall Street y sus acciones se dejaban un 1.84 por ciento hasta 34.12 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados neoyorquinos.

Los inversores reaccionaron positivamente a una bajada semanal en el número de peticiones de ayuda por desempleo en EU, que fue de 1.18 millones hasta el 1 de agosto, el dato más bajo desde que empezó la pandemia y mejor de lo esperado por los analistas.

“Diferentes datos apuntan a que la recuperación de empleo ha perdido impulso en el último mes, pero las cifras de solicitudes de desempleo sugieren que las condiciones se están estabilizando, si no mejorando, otra vez”, indicaron en una nota analistas de Wells Fargo.

Entretanto, el mercado siguió con atención la nueva ronda de negociaciones en el Congreso sobre nuevo paquete de estímulo para frenar el deterioro económico en Estados Unidos debido a la pandemia de coronavirus, en el que sigue generando diferencias la ayuda a los desempleados.

REPORTE DE UBER

La firma de San Francisco ingresó entre enero y junio 5 mil 784 millones, un 7.6 por ciento menos que en el mismo período del ejercicio anterior, y sus accionistas se dejaron 2.72 dólares por título.

Uber, una de las principales representantes de la llamada economía colaborativa junto con Airbnb, ha visto cómo su actividad principal, el transporte de pasajeros, se desplomaba durante los peores meses de la pandemia, y ha recurrido a servicios alternativos como la entrega de comida o de mercancías para tratar de amortiguar el golpe.

En el segundo trimestre, la facturación por transporte de personas ha caído un 67 por ciento interanual hasta 790 millones de dólares, algo impensable hace solo seis meses, cuando los viajes en Uber crecían a buen ritmo y constituían, con gran diferencia, la principal fuente de ingresos de la empresa.

Ahora, sin embargo, ese título lo ostenta Uber Eats, el servicio de entrega de comida a domicilio, que ha crecido un 103 por ciento con respecto al año pasado y ya factura mil 211 millones trimestrales, muy por encima del transporte de viajeros.

También al alza pero muy por debajo de la entrega de comida se encuentra el transporte de mercancías, con una subida del 27 por cieto y 211 millones de dólares de facturación.