El equipo de Oxford tiene una dura competencia por delante: existen otras 22 vacunas potenciales y más de 100 en fases tempranas de investigación. Están asociados con la multinacional farmacéutica AstraZeneca, y ya han realizado ensayos en mil 077 personas.

Ciudad de México, 6 de agosto (AS México/RT/SinEmbargo).– Sarah Gilbert puede convertirse en la salvación para el mundo. Esta científica lidera el equipo que está desarrollando el prometedor ensayo en la Universidad de Oxford que pretende desembocar en una cura definitiva para la COVID-19.

Coordina un equipo de 300 investigadores del citado centro británico, que según sus propias palabras, “se las han arreglado para avanzar muchos de los pasos del desarrollo de una vacuna que normalmente toman unos cinco años. Y lo hemos hecho en cuatro meses”.

Los primeros resultados son prometedores, dado que la vacuna muestra seguridad y activa una respuesta inmune contra la enfermedad. Pero todavía es pronto para garantizar protección, evitar que las personas enfermen o disminuir la sintomatología.

El equipo de Oxford tiene una dura competencia por delante: existen otras 22 vacunas potenciales y más de 100 en fases tempranas de investigación. Están asociados con la multinacional farmacéutica AstraZeneca, y ya han realizado ensayos en mil 077 personas.

Sarah Gilbert puede convertirse en la salvación para el mundo. Foto: Hans Pennink, AP

Una vez se conoció que la vacuna obtenía buenos frutos, el nombre de Gilbert comenzó a sonar en los medios de comunicación. Se trata de una de las líderes mundiales en vacunología y ha dedicado casi dos décadas a la investigación en laboratorios. Licenciada por Biología en la Universidad de Anglia del Este, posteriormente completó un doctorado en bioquímica.

Después comenzó a investigar en la industria de la biotecnología, que le sirvió para aprender conceptos sobre la fabricación de medicamentos. En 1994, obtuvo un puesto postdoctoral sénior en la Universidad de Oxford, orientado al campo de la genética, parásitos y malaria. Este estudio le llevó a trabajar en el desarrollo de vacunas, campo en el que ejerce actualmente y donde es muy reconocida por su labor.

La vacuna contra el coronavirus ChAdox1, desarrollada por la Universidad de Oxford en cooperación con el gigante multinacional AstraZeneca y la farmacéutica italiana IRBM, podría llegar al mercado ya a inicios del próximo año, aseveró este lunes el presidente de esta última compañía, Piero di Lorenzo, en una entrevista al diario Libero.

Tras resaltar que los investigadores completaron con éxito la fase 2 de las pruebas y realizan ahora los ensayos de la fase 3 con 10.000 personas, Di Lorenzo expresó su esperanza de que los trabajos terminen en septiembre y que el medicamento esté disponible en las farmacias unos pocos meses después.

“Las primeras dosis estarán en el mercado a principios del próximo año”, vaticinó el empresario, detallando que se podrán producir “30 millones de dosis”. En cuanto al precio de la vacuna, el empresario sugirió que “costará 2 o 3 euros”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.