A pesar de las disculpas ofrecidas por la Embajada estadounidense, Ministerio de Relaciones Exteriores turco cita a Hovenier, por lo que se declara como un error en twitter, pues el incidente ocurrió en un momento tenso entre Turquía y Estados Unidos.

ANKARA, Turquía (AP) — El Gobierno turco citó el domingo a un alto diplomático estadounidense para protestar después de que a la cuenta oficial de Twitter de la Embajada de Estados Unidos le dio “Me Gusta” a un tuit que decía que Turquía debería prepararse para una era política sin el líder del partido nacional quien, según informes, está enfermo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que el encargado de negocios de Estados Unidos fue convocado el domingo a pesar de una declaración de la Embajada que decía que el “Me Gusta” que dio la Embajada fue “por error” y se disculpó.

Muchos interpretaron el tuit como una sugerencia de que el líder nacionalista Devlet Bahceli podría morir pronto. El tuit fue publicado por un periodista que Ankara acusa de tener vínculos con una red dirigida por un clérigo al que se culpa por un intento de golpe de Estado en 2016. Medios de comunicación turcos reportaron que el periodista, Ergun Babahan, es buscado por las autoridades.

El tuit provocó la ira del partido gobernante del Presidente Recep Tayyip Erdogan, así como del partido de Bahceli, que son aliados. El principal partido opositor del país también dijo que consideraba la acción de la Embajada como un insulto al Parlamento turco.

 La Embajada emitió una segunda disculpa luego de que Hovenier fue convocado al Ministerio de Relaciones Exteriores turco.

“No nos relacionamos con Ergun Babahan ni respaldamos ni estamos de acuerdo con el contenido de su tuit”, decía la segunda disculpa de la Embajada. “Reiteramos nuestro arrepentimiento por este error”.

El incidente ocurrió en momentos en los que las relaciones entre Turquía y Estados Unidos están tensas por las políticas en torno a Siria. Ankara acusa a Washington de no actuar lo suficientemente rápido para la creación de la zona segura en el noreste de Siria que mantendría a los combatientes kurdos apoyados por los estadounidenses lejos de la frontera entre Turquía y Siria. Aún hay desacuerdos sobre el tamaño de dicha zona.

Erdogan ha amenazado con una intervención unilateral para hacer retroceder a los combatientes kurdos.