México

El TEPJF avala, por unanimidad, la consulta abierta como método para elegir dirigencia de Morena

06/10/2020 - 3:21 pm

El TEPJF confirmó los lineamientos aprobados por el INE para la renovación de la dirigencia de Morena. Por unanimidad, los siete magistrados del tribunal desestimaron las impugnaciones presentadas por algunos aspirantes contra la encuesta que concluirá el próximo jueves con la elección del nuevo presidente y secretario general del partido.

Ciudad de México, 6 de octubre (SinEmbargo/EFE).- Por unanimidad, los ministros integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aprobó la consulta abierta como método para elegir la dirigencia nacional de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ante la falta de un padrón confiable por parte de ese partido.

Además, el pleno de esa Sala Superior acreditó el trabajo que ha desempeñado en este proceso Instituto Nacional Electoral (INE).

En la discusión, los ministros reclamaron a integrantes de Morena las filtraciones que se hicieron sobre el proyecto que se mantenía en discusión en ese Tribunal, y dijeron que esa actuación es violatoria de los principios democráticos.

La resolución aprobada es diferente a la que se había filtrado a medios el pasado fin de semana, según la cual el Tribunal electoral iba a posponer la encuesta hasta pasadas las elecciones a la Cámara de Diputados del 6 de junio del próximo año.

El proyecto filtrado, que estaba firmado por el presidente del tribunal Electoral, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, daba la razón a quienes pedían posponer la encuesta por irregularidades del INE, pero molestó a los principales aspirantes a dirigir Morena.

En su posicionamiento, Fuentes Barrera dijo que el tribunal no responde ni a consignas ni a presiones mediáticas y sí a las resoluciones plasmadas en la Constitución.

“De lo que se trata es plasmar los principios y valores de la Constitución, y se trata de mantener vivos los derechos de la militancia de Morena”, expuso.

Mucho se dijo, añadió, que el Tribunal ha tenido injerencia en la vida política de ese partido político, pero son más de mil asuntos los que se han revisado a nivel judicial, y lo que hemos priorizado son los derechos de la militancia.

Se nos ha criticado como “injerencionistas” cuando en el partido no hay un padrón confiable, expuso.

“Lo que avizoramos es darle viabilidad a Morena y permitir la auténtica democracia con la participación de todos. Advertimos que la encuesta permitía potencializar esos principios, ante la incertidumbre de no tener un padrón confiable”, dijo.

“Se han cumplido ahora los principios electorales mientras pasaban las etapas, y se fueron impugnando, hacia la finalidad de llevar el principio democrático al interior de ese partido político, y que este pueda competir en las elecciones de 2021 bajo un principio de constitucionalidad”, agregó el Presidente de la Sala Superior del TEPJF.

“Si estamos ante un proceso tan complejo y mediático es debido a que Morena lleva prácticamente dos años sin poder generar a través de sus estatutos y normatividad una paz interna que les permita tener una integración de dirigencia electa por los militantes y simpatizantes del partido”, afirmó en su turno el Ministro José Luis Vargas Valdez.

“El problema no lo ha causado este Tribunal Electoral. Al carecer de un padrón electoral confiable y certero no ha quedado de otra más que recurrir a un sistema de elección abierta a través de una encuesta”, declaró en el marco de diversos señalamientos de “intervención” o “corrupción” por parte de aspirantes a la dirigencia de Movimiento Regeneración Nacional.

El Diputado Porfirio Muñoz Ledo, aspirante favorito a dirigir el partido, acusó este martes en entrevista con Efe al tribunal de pretender dar “un golpe de muerte” a la democracia del país y del partido. El otro gran favorito, Mario Delgado, había denunciado que el Tribunal Electoral había sucumbido a “presiones externas” para tumbar la encuesta.

El caos en la dirección de Morena comenzó cuando el Presidente López Obrador, quien creó el partido a su imagen y semejanza, dejó el liderazgo de la formación para competir en las elecciones presidenciales de 2018.

Su sustituta, Yeidckol Polevnsky, debía convocar en noviembre del año pasado una elección interna para renovar la dirección, pero lo aplazó indefinidamente por irregularidades en el censo y por conflictos entre sus facciones.

El caos en la dirección de Morena comenzó cuando el Presidente López Obrador, quien creó el partido a su imagen y semejanza, dejó el liderazgo de la formación para competir en las elecciones presidenciales de 2018. Foto: Mario Guzmán, EFE.

Tras esta decisión, sectores del partido impulsaron un congreso extraordinario en contra de la presidenta del partido y la sustituyeron por el Diputado Alfonso Ramírez Cuéllar bajo el encargo de retomar la elección interna, que tampoco ha sido concretada.

Por eso, el pasado agosto, el Tribunal Electoral ordenó al INE resolver la renovación de la dirigencia mediante una polémica encuesta abierta a la población.

El INE definió el 30 de septiembre a cinco aspirantes para contender a la presidencia del Movimiento Regeneración Nacional.

Los candidatos fueron seleccionados mediante una encuesta de reconocimiento de 47 aspirantes, tres mujeres que pasaron directo por cuota de género, y 44 hombres de los que se seleccionó a los dos más conocidos, señaló el INE.

El nuevo presidente de Morena se elegirá entre las y los aspirantes Adriana Menéndez, Yeidckol Polevnsky, Hilda Mirna Díaz, Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo.

El INE inició la encuesta definitiva del 2 al 8 de octubre con resultados el 10 de octubre, un proceso que se deriva de un mandato del TEPJF.

–Con información de EFE.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas