De la vida difícil de los rinocerontes, víctimas de los depredadores: la nueva apuesta de Animal Planet

06/11/2013 - 12:30 am
Una lucha sin cuartel para salvar a las hermosas bestias. Foto: Animal Planet
Una lucha sin cuartel para salvar a las hermosas bestias. Foto: Animal Planet

Ciudad de México, 6 noviembre (SinEmbargo).- Cuando el dramaturgo francés Eugene Ionesco escribió su famosa obra El rinoceronte, aquella donde el atribulado Berenger debía enfrentarse a la mediocridad de una ciudad uniformada en la que todos los habitantes habían adquirido la forma del mamífero, no podía imaginar que unas décadas más tarde, el pintoresco animal se encontraría en peligro de extinción.

Cazadores furtivos que van en busca de sus cuernos han puesto en peligro la población de los rinocerontes, que  desaparecerán si se mantienen los niveles actuales de caza ilegal, principalmente en sus santuarios del sur de África.

El atractivo de los cuernos de rinoceronte reside en las supuestas nuevas virtudes que se le atribuyen, todos rumores improbables, según la ciencia médica, relacionados con un supuesto efecto anticancerígeno y beneficios en el desempeño sexual.

Incluso se cree que sirve para aliviar la resaca y otras consecuencias del consumo excesivo de alcohol, de alimentos y de drogas, toda una serie de propiedades que explican que el tráfico de cuernos de rinoceronte se haya convertido en un negocio muy lucrativo.

El interés que ha despertado el cuerno de rinoceronte en los mercados negros, especialmente el de Vietnam, es tal que hasta se han dado casos de robo de estas piezas de museos, casas de subastas, anticuarios y tiendas de taxidermia en quince países de la Unión Europea, informó la agencia efe en 2012.

Se calcula que existen 5 mil rinocerontes negros en estado salvaje y 20 mil blancos, ambas especies de África, cifras que muestran un claro declive de la población.

Los ambientalistas buscan nuevas formas de detener la agresión y una de ellas es la instalación de microchips implementada en Kenya en cada uno de los a los rinocerontes existentes, una herramienta que permitirá rastrearlos y por tanto protegerlos de los cazadores furtivos.

Kenya cuenta con 631 rinocerontes negros y una población total de 1,030 de estos animales.

LA LUCHA PARA SALVAR A LOS RINOCERONTES

Los cuernos, el gran tesoro para los depredadores. Foto: Animal Planet
Los cuernos, el gran tesoro para los depredadores. Foto: Animal Planet

Otro territorio de riesgo para los rinocerontes es Sudáfrica, donde en los últimos cuatro años más de 2 mil de estas magníficas bestias han muerto cruelmente a manos del crimen organizado.

La situación empeora y se sabe que este año morirán más de 800 rinocerontes y en menos de una década podrían desaparecer de Sudáfrica, donde se encuentra el 80% de la población mundial.

Este 1 de noviembre la señal televisiva Animal Planet estrenó el programa Lucha por los rinocerontes.

A lo largo de tres episodios de una hora, el ciclo sigue a cuatro militares estadounidenses que en Sudáfrica buscan reformar los grupos de seguridad locales.

La lucha por salvar al rinoceronte es muchas veces un combate sangriento que ha dejado muertes entre los guardias, reflejo de que los cazadores furtivos no están dispuestos a detenerse ante nada ni nadie.

El equipo estadounidense está integrado por Craig “Saw”, líder del grupo; Jeff “Biggs”, francotirador; Rob, inteligencia y “Oz” médico. Llegan a Sudáfrica en la temporada en la que los rinocerontes son más vulnerables; una época en la que la luna llena parece iluminar más que de costumbre, lo que les facilita la visibilidad a los depredadores.

“Juntos vamos a salvar a los rinocerontes de su extinción. Mis hijos no tendrán la oportunidad de conocer a estos majestuosos animales si no actuamos. Todos tenemos que comenzar a interesarnos por el  planeta. No podemos permitir esta matanza motivada por la codicia”, dice Rob en un comunicado de prensa distribuido por Animal Planet.

Durante su recorrido inicial por la zona, estos efectivos altamente entrenados no dan crédito a sus ojos al ver la crueldad con la que son exterminados los rinocerontes. “Esta experiencia nos ha roto el corazón y nos ha llenado de ira”, asegura Saw, líder del grupo.

“Ha servido también para motivarnos. Proteger a los rinocerontes es ahora no es sólo una misión sino nuestro llamado. En una guerra, los soldados más peligrosos son aquellos que pelean con su corazón y esta causa está ahora en nuestro corazón”, agrega.

Mónica Maristain
Es editora, periodista y escritora. Nació en Argentina y desde el 2000 reside en México. Ha escrito para distintos medios nacionales e internacionales, entre ellos la revista Playboy, de la que fue editora en jefe para Latinoamérica. Actualmente es editora de Cultura y Espectáculos en SinEmbargo.mx. Tiene 12 libros publicados.