¿Qué tanto está la gente dispuesta a hacer algo por un bien mayor? Foto: Nagy Arnold

El día de ayer se publicó una carta en la que once mil científicos de 153 países declararon y advirtieron sobre el sufrimiento incalculable que habrá por la crisis climática si todos no empezamos a hacer grandes cambios en la forma en que vivimos.

Esta carta está basada en la ciencia climática que se estableció por primera vez en 1979 en la primera Conferencia Mundial sobre el Clima celebrada en Ginebra.

Dijeron que es responsabilidad de todos los científicos advertirnos sobre lo que pasa, por el estado de crisis en el que entrará el planeta, esto es muy importante porque hasta ahorita aún cuando tenemos el reporte de la IPCC con 107 científicos advirtiendo los cambios que debemos hacer, seguimos sin hacer caso.

“A pesar de 40 años de negociaciones globales importantes, hemos seguido haciendo negocios como de costumbre y no hemos logrado abordar esta crisis”, dijo William Ripple, profesor de ecología en la Universidad Estatal de Oregón, quien encabezó la carta.

Y dan 6 pasos críticos importantes que debemos seguir si no queremos llegar a lo que otros llaman “nuestra extinción”:

1. Reemplazar los combustibles fósiles.
2. Reducir las emisiones que contaminan como el metano y el carbono.
3. Restaurar y proteger los ecosistemas de nuestro planeta.
4. Reducir el consumo de carne.
5. Desviar nuestras metas sobre el crecimiento de GDP
6. Estabilizar el crecimiento de la población.

Esto es lo que nos han venido diciendo los científicos desde hace tiempo, como podemos ver hay acciones que tienen que realizar los gobiernos pero también hay acciones que como individuos podemos hacer.

Una de las actividades que está cayendo en los puntos 2,3 y 4 es la ganadería, sabemos que está acabando con el amazonas, sabemos que es de los principales emisores de gases de efecto invernadero, por lo que una de las acciones directas que podemos hacer es dejar de consumir carne.

Otro punto que podemos controlar es el reducir el crecimiento de la población, este es un tema delicado por las creencias de todas las personas sobre el por qué traer hijos o no al mundo, y aunque muchas personas estén a favor de reducir su consumo y el no tener hijos por cuestiones de sobrevivencia, hay otras muchas a quienes estas recomendaciones no les importan.

Qué tanto estás dispuesta a hacer para evitar que el planeta entre en una crisis que no vamos a poder parar. Todas las acciones individuales y masivas importan, pero aquí entra lo que mueve a este mundo, como en la política, y es los intereses personales.

Qué tanto está la gente dispuesta a hacer algo por un bien mayor, que finalmente es un bien que necesita para vivir aunque no se den cuenta.