Uno de los tres componentes que conformaron la calificación fue la accesibilidad para extranjeros con tres indicadores de medición: facilidad para hacer amistades, aprendizajes y acceso escolar. México descendió cinco puntos en el listado de HSBC, desde el puesto 16 en el que se localizó en 2018.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).- México fue elegido como uno de los países con las mejores condiciones de vida para la llegada de extranjeros, pasando por encima de países como Estados Unidos, China, Reino Unido, Arabia Saudita o Japón.

El país ocupó en 2019 el sitio 21 de un ranking de servicios financieros para personas expatriadas del banco de HSBC, sin embargo descendió cinco lugares desde el año anterior, cuando se localizó en el número 16.

La clasificación hecha por el banco divide en superior, medio e inferior la calidad de vida que las personas extranjeras pueden alcanzar en los otros países.

El puesto número uno lo ocupó Suiza, que el año anterior se ubicó en el puesto 8; seguido del país europeo el asiático Singapur, que en 2018 fue el puesto uno. El tercer mejor país calificado fue Canadá, después España y Nueva Zelanda.

Las cinco naciones calificadas con los peores números fueron Arabia Saudita, en el sitio 29; después Sudáfrica, Indonesia, Japón y Brasil.

Fuente: HSBC.

Uno de los tres componentes que conformaron la calificación es la accesibilidad para extranjeros con tres indicadores de medición: facilidad para hacer amistades, aprendizajes y acceso escolar.

También evaluó la calidad de vida que dividió en bienestar y sociedad. Dentro de la primera, se contempló el bienestar físico y mental, así como satisfacción. En la segunda se incluyeron los indicadores de comunidades culturales, abiertas y acogedoras; estabilidad política y facilidad para instalarse.

Otro de los criterios fue el de las aspiraciones, dividido en finanzas y ambiciones. El primer indicador contiene ingresos, ingresos disponibles y estabilidad económica; el segundo, desarrollo profesional, capacidad de alcanzar su potencial y un equilibrio entre trabajo y vida.

Fuente: HSBC.