Con maniobras de una retroexcavadora integrantes de la organización buscaron en una barranca en Zumpango, donde se tuvo información de que habrían sido lanzados decenas de cuerpos.

Por Lourdes Chávez

Zumpango, Guerrero, 5 de diciembre (ElSur).- Con maniobras de una retroexcavadora continuó el tercer día de la campaña de localización de fosas clandestinas de la asociación civil Buscando Cuerpos en el País, en una barranca donde se tuvo información de que habrían sido lanzados decenas de cuerpos, y donde el día anterior peritos forenses de la Fiscalía General de la República (FGR) levantaron fragmentos de huesos humanos.

En el área del municipio de Eduardo Neri, a la que se llega por una desviación de la carretera federal Chilpancingo-Chichihualco, a menos de media hora de la capital del estado, la caravana de búsqueda arribó desde temprano con una retroexcavadora para abrir paso en la pendiente, donde estarían los cuerpos cubiertos hace tiempo con tierra llevada ahí con camiones de volteo, según la versión de los lugareños a los activistas y familiares de personas desaparecidas.

Aunque el sitio es agreste y solitario, hay un camino bien definido y suficientemente amplio para el paso de vehículos automotores.

Hoy van a procesar otra posible fosa en la zona que es “un campo de exterminio”

Al concluir la jornada la representante de la asociación, Margarita López indicó que no se terminó de remover todo el material pétreo para la exploración. A mediodía fue necesario pedir y cambiar una refacción de la máquina, que retrasó las maniobras.

Cerón Soriano de 47 años desapareció desde el 11 de octubre, después de que salió aproximadamente a las 8 de la noche de su casa con destino a una reunión de Alcohólicos Anónimos a la que nunca llegó. Foto: Especial vía El Sur

Adelantó que hoy van a procesar otra posible fosa en esta misma zona, a la que calificó como “un campo de exterminio. Vamos caminando y vamos encontrando fragmentos”.

Por otro lado, denunció que esta campaña, distinta a las anteriores que ha realizado en el estado, es la más peligrosa porque tiene menos vigilancia y ya se recibieron amenazas.

Aclaró que en todos los lugares donde buscan cuerpos han recibido amenazas, incluso de las autoridades que ahí funcionan.

Sin embargo, tienen cierta confianza porque antes tenían suficiente fuerza de la Policía Federal.

En este caso los acompañan policías federales especializados en búsqueda, y aún cuando traen armamento necesitan más agentes para cuidar el perímetro a suficiente distancia, “no pueden hacer dos cosas al mismo tiempo”.

Subrayó que peritos, policías y los familiares que están en la jornada siguen trabajando con un alto riesgo.

Señalando los cerros alrededor del barranco, indicó que la caravana trabaja expuesta a una emboscada.

Mencionó que activistas, policías de búsqueda de desaparecidos son blanco directo de la delincuencia por esta labor, y responsabilizó a las autoridades federales de lo que pueda ocurrirles, a todos “sus familias los están esperando en casa”.

Indicó que un sólo sicario bien apostado en lo alto, “con un arma, muchas veces mejores que las que traen los policías, nos harían un daño muy grande”.

Acusó a los mandos de la Policía Federal y de la Guardia Nacional de “echarse la bolita”, en la responsabilidad de cuidar las acciones de búsqueda de cuerpos en fosas.

Precisó que la Fiscalía General de la República coordina este trabajo para enviar una averiguación o carpeta de investigación por cada hallazgo.

De esta operación precisó que oficialmente la campaña debe contar con 40 policías federales, y sólo enviaron un grupo para la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

También debe haber 40 militares, y las autoridades castrenses enviaron 12 el primer día y les dijeron que el siguiente se integrarían 14 más. Tampoco lo cumplieron.

Los años de activismo y la incidencia que Arnulfo tiene en Tlapa ha motivado búsquedas ciudadanas para hallarlo con vida. Foto: Antonia Ramírez, El Sur.

En cuanto a la Policía del estado que no había ido, precisó que se integraron ayer con una patrulla. No lo hicieron antes porque les dijeron “que había puntos rojos en el estado”.

Aclaró que pese a la insistencia de mayor fuerza estatal, la respuesta es que no hay elementos porque están renunciando, “para nosotros es muy lamentable que los policías federales, que son en los que más confiamos, se están dando de baja porque no les pagan”.

Agregó que los salarios de la Policía Federal son “paupérrimos”, y no reciben viáticos para andar en estas campañas. Tampoco hay certeza de la permanencia de la corporación, tras la creación de la Guardia Nacional.

Advirtió que los policías federales que renuncian son caldo de la delincuencia organizada. Añadió que la campaña de “abrazos y no balazos” de la Presidencia de la República no está funcionando.

Del desarrollo de las operaciones cuestionó la tardanza del Servicio Médico Forense a los lugares, si bien son inhóspitos y de acceso complicado, obliga a todos los equipos a permanecer ahí hasta que anochece.

En tres días de jornada detalló que han recuperado ocho cuerpos en tres diferentes lugares, y fragmentos de huesos y de tres cráneos en un cuarto lugar, y tres osamentas completas.

De las osamentas, insistió que tienen noción de que se trata de abarroteros de Iguala que fueron a Chichihualco y de ahí los vinieron a ejecutar en esta zona de Zumpango.

También reconoció que antes se hizo poca difusión de las acciones que como colectivo han realizado en Guerrero desde 2012, con más de 300 cuerpos en la zona de Chichihualco, dijo hace dos día.

Aclaró que están cansados de que las circunstancia de trabajo, ya que los familiares tienen aportar para los alimentos y no reciben ni lonas para cubrirse del sol en las diligencias.

Agregó que es responsabilidad de las autoridades la contratación y renta de equipo como la retroexcavadora, sin embargo, para autorizar ese tipo de gasto la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas dice que debe licitar el servicio.

Para entonces, los grupos delictivos ya habrían sacado o quemado los restos, lo que hace muy difícil su identificación, dijo. Indicó que en esta ocasión el gobierno del estado apoyó con la ubicación inmediata de la maquinaria.

Entre otras carencias en estas diligencias indicó que sigue sin haber personal para dejar acordonadas las áreas de trabajo, que deberían estas resguardadas durante la noche.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.