El periodista salía de bañarse cuando enfrentó a los agresores, los cuales huyeron después de que abrieron la puerta con ganzúas para ingresar al domicilio.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).- El reportero Emir Olivares Alonso, del diario La Jornada, fue víctima de una agresión en su domicilio.

De acuerdo con información dada a conocer por el periódico, aproximadamente a las 12 horas sujetos irrumpieron en la casa del reportero y revisaron algunas de sus pertenencias.

El periodista salía de bañarse cuando enfrentó a los agresores, los cuales huyeron después de que abrieron la puerta con ganzúas para ingresar al domicilio.

Después de huir, se comunicaron con él vía telefónica para amenazar y decirle que le habían pagado un millón de pesos por matarlo.

“A mi me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga: o lo mato o usted me dobla la cantidad”, amenazó uno de los delincuentes.

Según testigos del telefonema, la amenaza de muerte era por haberse metido con gente de la UNAM en uno de sus trabajos realizados.

Al mismo tiempo le proporcionaron datos personales y de su vida cotidiana. El informador ya había sido amenazado en 2017.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos comunicó que se le brindará acompañamiento mediante visitadores adjuntos en las diligencias que se requieran hacía Olivares.

“Personal de la CNDH se comunicó con él para ofrecerle la atención y acompañamiento correspondiente. Asimismo, se solicitó información al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas con objeto de implementar las medidas de protección que correspondan”, expresó la Comisión en un comunicado.