Decenas de mujeres se reunieron en la Feria Internacional del Libro Guadalajara para protestar por el asesinato de Ana Daniela, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Guanajuato, así como la desaparición de mujeres en el país que se vive todos los días. Las manifestantes se reunieron en el Área Internacional de la FIL para realizar el performance “Un violador en tu camino” y terminaron quemando algunos libros al salir de la feria.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).– Decenas de mujeres se reunieron dentro y fuera de la FIL Guadalajara para continuar con sus protestas y el performance “Un violador en tu camino”.

En el Área Internacional de la Feria Internacional del Libro, mujeres de todas las edades entonaron al unísono el tema escrito por las chilenas conocidas como Las Tesis. Los accesos al evento se cerraron durante el tiempo que las mujeres realizaron el performance.

Distintos medios y personas que visitaban la feria observaron a las mujeres pidiendo justicia por los feminicidios y desapariciones de mujeres que se viven todos los días en el país.

Al grito de “El Estado no me cuida, me cuidan mis amigas”, “Se matan a las mujeres en la cara de la gente” y “Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, la mujeres llegaron al stand de la Universidad Autónoma de Guanajuato para exigir justicia por el asesinato de Ana Daniela, alumna de esa casa de estudios.

Durante su paso, organizadores de la feria iban liberando el camino para que las mujeres pudieran pasar, mientras ellas tomadas de la mano hacían una cadena evitando que alguien más se metiera.

Después de permanecer cerca de una hora en la feria, gritando consignas y realizando el performance “Un violador en tu camino”, las manifestantes salieron del lugar para prenderle fuego a algunos libros que promueven la terapias de conversión y la cura de la homosexualidad.

A través de redes sociales se hizo el llamado para llevar a cabo el perfomance durante el evento más importante de la literatura iberoamericana, que este año celebra su edición 33.