“Tesoro: la carta de amor de Pepe Mar al Frost”, que abrió en coincidencia con esta semana dedicada al arte en Miami, es el resultado de esa búsqueda en el “baúl” del Museo de Arte Patricia & Phillip Frost, ubicado en el campus principal de la Florida International University (FIU). Pepe Mar contó a Efe que la idea de hacer un “collage” con las obras del museo surgió a partir de una conversación con Amy Galpin, curadora en jefe de la institución.

Miami, 4 dic (EFE).- El artista plástico mexicano Pepe Mar cambió las tiendas de segunda mano (“thrift stores”), en las que encuentra muchos de los objetos con los que arma los collages que le han dado fama, por los fondos de todo un museo para armar su exposición “Tesoro” con motivo de la Miami Art Week.

“Tesoro: la carta de amor de Pepe Mar al Frost”, que abrió en coincidencia con esta semana dedicada al arte en Miami, es el resultado de esa búsqueda en el “baúl” del Museo de Arte Patricia & Phillip Frost, ubicado en el campus principal de la Florida International University (FIU).

En esta exposición “conviven” un retrato de la Duquesa de Berry realizado en 1704 por Nicolas de Largilliere con un dibujo de la artista “inuit” (esquimal) Ruth Annaqtuusi Tulurialik y un óleo de 1954 del cotizado pintor cubano René Portocarrero con un bandera vudú haitiana de autor anónimo, entre otras muchas obras.

En unas declaraciones a Efe Pepe Mar, nacido en Reynosa (México) y residente en Miami desde hace 20 años, contó a Efe que la idea de hacer un “collage” con las obras del museo surgió a partir de una conversación con Amy Galpin, curadora en jefe de la institución.

El artista pasó el confinamiento por la pandemia revisando con su computadora los archivos gráficos de las obras de la colección permanente del museo, que cuenta con miles de obras de artistas consagrados de diversas épocas y también objetos de arte popular de culturas de todo el mundo.

Cuando las medidas se relajaron fue a ver las obras en persona al almacén del Frost y así seleccionó unas 100 con las que creó una instalación que ocupa tres salas y está estructurada en capítulos temáticos como el “Teatro de la ciudad”, “Espejo, espejo”, “Procesión” y “Gabinete de curiosidades”.

Pepe Mar posa frente a la pared de la galería Mirror (Espejo) con varias obras de artistas conocidos. Fotografía cedida por el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost vía EFE

El hilo que engarza todas las obras como si fueran las perlas de un collar son impresiones fotográficas del motivo botánico de uno de los collages de Pepe Mar, en los que fusiona una gran variedad de referencias visuales y obsesiones personales y en los que nunca faltan obras u objetos que aludan a la cultura de México.

En “Tesoro” tampoco faltan.

MÉXICO, SIEMPRE PRESENTE

Pepe Mar seleccionó para este gran collage un grabado de Rufino Tamayo, una obra hecha con calabaza por la artista mexicana Carla Fernández y una obra de su autoría “Mothership”, hecha con alebrijes, las figuras de papel maché, madera o barro típicas de Oaxaca que representan animales imaginarios.

“Mothership” abre la exposición, que cuenta también con algunas obras prestadas por coleccionistas privados de Miami que Pepe Mar quería “poner en diálogo” con las pertenecientes a la colección de Patricia y Phillip Frost.

Aunque dice estar acostumbrado a “rebuscar” en ferias y “thrifts stores” para sus obras, Pepe Mar se sintió “abrumado” al ver todo lo que había en la colección del Frost y se tomó como un reto decidir el punto de partida y hacer la selección para que todo “tuviera un sentido”.

Reproducción fotográfica de la obra anónima “Vodou Flag: Makaya” (Bandera Vudú: Makaya), cedida por el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost, instalada en la exposición “Tesoro: la carta de amor de Pepe Mar al Frost”.

“Quería hacer un collage de la colección del Frost como una extensión de mi práctica artística”, dice Pepe Mar, a quien le interesa “crear nuevas definiciones de los objetos en exhibición y alentar inesperadas conexiones entre las obras”.

A Pepe Mar no le gusta seguir los cánones artísticos, que “por definición son excluyentes”.

En esta exposición propone una “narrativa alternativa” centrada en “artistas de color, autodidactas, LGTBQ, no occidentales y otros regularmente excluidos” y la presenta junto a obras que pueden cumplir “más cómodamente” con los cánones.

En febrero pasado Pepe Mar inauguró la exposición “Mexipop” en el Instituto Cultural de México en Miami, a la par que “Dragonfruit”, una exposición en The Mattress Factory, en Pittsburgh (EU).