México

Quédese en casa. El Papa dará una indulgencias a quienes celebren a la Virgen desde su hogar: Iglesia

06/12/2020 - 8:50 pm

En su editorial dominical del semanario Desde la Fe, titulado “Última llamada? ¡Quédate en casa!”, la Arquidiócesis de México mostró su preocupación por la actuación de la sociedad mexicana ante la emergencia sanitaria.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).- El arzobispo primado de México, Carlos Aguilar Retes, informó que los fieles que celebren a la Virgen de Guadalupe en casa, durante el 2020, recibirán una “indulgencia plenaria” por parte del Papa Francisco.

“Le he pedido al Santo Padre, el Papa Francisco, que nos concediera para motivación, aliento y esperanza, que los devotos reciban en su casa la indulgencia plenaria, con la cual pueden unirse en favor de sus hermanos difuntos”, dijo el Cardenal Aguila durante la Misa de esta tarde en la Basílica de Guadalupe.

De acuerdo con el religioso, en los próximos días se darán a conocer los términos bajo los cuales los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria.

“Como un consuelo, el Papa lo ha concedido, y en estos días próximos haremos llegar en distintas formas de comunicación las condiciones que habitualmente se tienen para la indulgencia plenaria”, agregó.

Aguilar Retes recordó que por la pandemia de COVID-19, la Basílica de Guadalupe permanecerá cerrada del 10 al 13 de diciembre, con el objetivo de evitar contagios por el nuevo coronavirus.

“La situación de la pandemia nos obligó por el bien de la vida de todos a mantener cerrado el complejo guadalupano del 10 al 13 de diciembre”, recordó el arzobispo.

El arzobispo añadió que para obtener la indulgencia será necesario seguir la misa, a través de internet o de distintos canales de televisión.

En este sentido, dijo que la Misa de medianoche se transmitirá el 11 de diciembre a las 23:00 horas; y la Misa de las Rosas se llevará a cabo al mediodía del 12 de diciembre.

De acuerdo con el Código Canónico, la indulgencia es “la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos”.

Mientras la  indulgencia plenaria puede ganarse por un difunto, para salvación de su alma, es decir “si una persona a punto de morir la recibe, no pasaría por este estado de purificación del alma, y si se pide por un alma que está en el Purgatorio, sale de ahí”.

EL LLAMADO URGENTE

Previamente, la Iglesia católica mexicana hizo este domingo una llamado “urgente” a todos los ciudadanos a limitar sus salidas, quedarse en casa y a extremar las medidas de prevención ante el aumento de contagios de la COVID-19.

En su editorial dominical del semanario Desde la Fe, titulado “Última llamada? ¡Quédate en casa!”, la Arquidiócesis de México mostró su preocupación por la actuación de la sociedad mexicana ante la emergencia sanitaria.

“Aprovechamos este espacio para hacer un llamado urgente a todos los ciudadanos a limitar sus salidas, a evitar las reuniones innecesarias (especialmente en espacios cerrados), a extremar las medidas de prevención y a reaccionar lo más pronto posible si existe la mínima sospecha de ser portadores del virus”, apuntó el órgano católico.

Además, precisó que en los últimos 10 días se han registrado casi 100 mil contagios de la COVID-19; una cantidad equivalente al 8.3 por ciento de los 1.16 millones de casos detectados desde el inicio de la pandemia en México, a finales de febrero.

Destacó que el número de pruebas ha aumentado, particularmente en la Ciudad de México, donde, según dijo, se realizan 20 mil al día, acción “que ha permitido conocer con mayor certeza el número de contagios, y de esta manera proceder a su aislamiento”.

Sin embargo, también acusó que en la sociedad “se han relajado las medidas de cuidado y prevención”, razón por la cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió al país ( autoridades de gobierno, líderes sociales y ciudadanos) “tomar en serio el visible repunte de la pandemia, y hacer lo que esté en nuestras manos para detenerlo”.

Dijo que la pandemia “representa un gran peligro para los peregrinos, por lo que no podemos celebrar las festividades como estamos acostumbrados”.

Ante este escenario, indicó que “es momento de tomar decisiones difíciles, pero necesarias”.

-Con información de EFE.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas