Por Jesús Homobono Rosas

Ciudad de México, 7 de enero (SinEmbargo/Noroeste).– Debido al impuesto especial derivado de la Reforma Hacendaria que entró en vigor este año, la gasolina en el país inició con un precio 11.74 por ciento más elevado que en Estados Unidos con lo que, por vez primera en años recientes, el precio del combustible mexicano supera al que se aplica en suelo estadounidense.

El 1 de enero pasado, el gobierno federal determinó una nueva alza mensual de 9 centavos a la gasolina Magna y de 11 centavos para la Premium y Diésel, pero además sumó al precio el incremento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles fósiles, aprobado en la Reforma Hacendaria.

Dicha reforma fue aprobada el pasado 31 de octubre, gracias a un polémico acuerdo previo entre los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los del Partido de la Revolución Democrática (PRD) con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Con el cambio de precio, la Premium se vende este mes en 21 centavos por litro más cara en México, si se le compara con el precio de su similar en el vecino del norte, mientras que la Magna se vende a 12.32 pesos y el valor promedio de si equivalente en suelo estadounidense es de 11.48 pesos al tipo de cambio actual.

De acuerdo con los registros de la Secretaría de Energía (Sener) y la Energy Information Administration (EIA), en 2009 el precio de la gasolina en Estados Unidos era 15.3 por ciento más alto que en México, unos 0.689 dólares por litro, mientras que en territorio nacional se compraba en 0.597 dólares por litro al tipo de cambio de ese año.

El precio de la gasolina, usando como base la Magna y su equivalente en Estados Unidos, permaneció siendo más alto en 11.2 por ciento en el país del norte durante 2010. También en 2011 fue 25.2 por ciento más barata en el país, mientras que en 2012 la diferencia se redujo a 4.7 por ciento.

Al cierre de 2013, con un tipo de cambio prácticamente igual al de 2009 y que oscila en 13 pesos por dólar, el valor de la gasolina se ubicó en un precio más alto en México, a 0.933 dólares por litro. Mientras, en Estados Unidos, el precio ligó tres años en descenso, su valor al terminar el año fue de 0.864 dólares por litro, una diferencia de 7.4 por ciento de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La diferencia entre el valor de venta en Estados Unidos y México se amplió a 11.74 por ciento al iniciar 2014, dado que ahora la gasolina en territorio nacional cargará con un impuesto encaminado –según el gobierno federal– a reducir la emisión de gases contaminantes; es decir, la autoridad supone y apuesta a que con el impuesto los consumidores de gasolina disminuirán su uso.