Fuera del debate quedaron el multimillonario Michael Bloomberg, la congresista Tulsi Gabbard, el ex Gobernador Deval Patrick y el Senador Michael Bennet, que completan el grupo de once candidatos que compiten por la candidatura demócrata a la Casa Blanca.

Washington, 7 febrero (EFE).- El debate demócrata de Nuevo Hampshire, el séptimo en este ciclo electoral, empezó este viernes con el Senador Bernie Sanders y el ex Alcalde Pete Buttigieg a la cabeza de la contienda tras su c en los caucus de Iowa.

Además de Sanders y Buttigieg, también están en el debate de esta noche en Manchester (Nuevo Hampshire) las senadoras Elizabeth Warren y Amy Klobuchar, el ex Vicepresidente Joe Biden, el emprendedor Andrew Yang y el multimillonario Tom Steyer.

Fuera del debate quedaron el multimillonario Michael Bloomberg, la congresista Tulsi Gabbard, el ex Gobernador Deval Patrick y el Senador Michael Bennet, que completan el grupo de once candidatos que compiten por la candidatura demócrata a la Casa Blanca.

Se trata del único debate programado entre los caóticos y cuestionados caucus de Iowa del lunes y las primarias de Nuevo Ham pshire, que tendrán lugar el martes de la próxima semana.

El Partido Demócrata de Iowa terminó este jueves el recuento de los caucus que arrojó un empate técnico entre Buttigieg y Sanders, con el senador izquierdista por delante en votos y el ex Alcalde en delegados.

Por detrás quedaron Warren, Biden y Klobuchar, en este orden.

El caótico recuento en Iowa y el hecho de que ambos candidatos se hayan proclamado ganadores de los caucus -Buttigieg la misma noche electoral con el 0 por ciento escrutado- ha tensionado la contienda demócrata a lo largo de la semana.

Ahora toca ver si esta tensión se refleja esta noche y si los candidatos optan por estrategias más agresivas que en anteriores debates dados los resultados en Iowa.

Biden, por ejemplo, tiene sus esperanzas puestas en las primarias del martes para recuperarse del inesperado golpe que sufrió en Iowa, mientras que Warren también necesita un golpe de efecto para disputarle el ala izquierdista del electorado a Sanders.

Es precisamente Sanders, que en las anteriores primarias de 2016 se impuso en Nuevo Hampshire a Hillary Clinton con un 60 por ciento, quien lidera la mayoría de encuestas para la contienda del martes.