Un pequeño estudio indica que la vacuna de AstraZeneca sólo ofrece “protección mínima” contra la enfermedad leve causada por la variante de Sudáfrica.

Ciudad de México, 7 de febrero, (SinEmbargo).- Las autoridades de salud de Sudáfrica anunciaron que suspenderán el uso de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por AstraZeneca, ya que un estudio demostró que otorgaba una protección limitada a infecciones generadas por la variante detectada en el país africano.

“Es un problema temporal, debemos suspender las vacunas AstraZeneca hasta que resolvamos esos problemas”, declaró el Ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize.

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Witwatersrand, las dosis de AstraZeneca brindan “una protección limitada ante formas moderadas de la enfermedad provocada por la variante sudafricana sobre adultos jóvenes”.

El Gobierno sudafricano buscaba aplicar un millón de dosis de AstraZeneca a sus trabajadores de salud.

Sin embargo, Mkhize aseguró que el plan de vacunación del país africano no se detendría, ya que en las siguientes semanas contarán con las vacunas desarrolladas por Pfizer y Johnson & Johnson.

Un empleado de la salud muestra un vial de la vacuna de Oxford-AstraZeneca. Foto: Bruna Prado, AP.

“A partir de la próxima semana, durante las próximas cuatro semanas, esperamos que haya vacunas Johnson & Johnson, que haya vacunas Pfizer. Entonces, lo que estará disponible para los trabajadores de la salud serán esas vacunas”, dijo a medios.

Añadió que almacenarán las dosis de AstraZeneca “hasta que los científicos nos den indicaciones claras de lo que debemos hacer”.

Antes, en Londres, los desarrolladores de la vacuna Oxford-AstraZeneca dijeron que esperen una inyección modificada para lidiar con la variante del coronavirus de Sudáfrica para el último trimestre del año.

Funcionarios de salud en Gran Bretaña intentan contener la propagación de la variante que primero se identificó en Sudáfrica ante preocupaciones de que es más contagiosa o resistente a las vacunas existentes. Más de 100 casos de la variante sudafricana han sido hallados en el Reino Unido.

Sarah Gilbert, la principal investigadora del equipo de Oxford, le dijo a la BBC el domingo que “estamos trabajando en una versión con la secuencia de espinas sudafricana”.

“Parece ser muy probable que tengamos una nueva versión lista para usarse en el otoño”, agregó.

Hizo los comentarios cuando la Universidad de Oxford dijo que los primeros datos de un pequeño estudio indican que la vacuna de AstraZeneca sólo ofrece “protección mínima” contra la enfermedad leve causada por la variante de Sudáfrica.

El estudio, que todavía no ha sido revisado por otros investigadores, involucró a 20 mil personas, la mayoría de ellas jóvenes y saludables. El promedio de edad de los voluntarios es de 31.

“La protección contra enfermedad moderada a severa, hospitalización o muertes no puede evaluarse en este estudio ya que la población objetivo tenía tan poco riesgo”, comentó la Universidad de Oxford.

La vacuna contra COVID de AstraZeneca. Foto: Silvia Izquierdo, AP.

Robin Shattock, una científica que dirige la investigación de la vacuna contra el coronavirus en el Colegio Imperial de Londres, exhortó precaución sobre los primeros hallazgos del estudio. Pero agregó que es “preocupante hasta cierto punto que estamos viendo que no es efectiva contra le enfermedad leve o moderada”.

-Con información de AP.