El chef Valentín Néraudea tardó cerca de tres años en preparar este libro, él se declara un aficionado a los sabores dulces, pero está interesado en tener una buena condición física, por lo que decidió escribir un libro con opciones que se pueden disfrutar cotidianamente.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).- Dicen que por más satisfecho que uno esté con la comida, siempre queda un espacio para el postre, el platillo que proporciona un dulce y delicioso momento para la comida, la cena o para acompañar un café y una plática. Existen personas que por salud evitan este platillo debido a la cantidad de azúcar que puede llegar a tener, sin embargo, existen opciones y Postres gourmet vs light de Larousse presenta las recetas de 35 postres en sus versiones normales y ligeras para elegir cuál que quiere preparar en casa.

El chef Valentín Néraudea tardó cerca de tres años en preparar este libro, él se declara un aficionado a los sabores dulces, pero está interesado en tener una buena condición física, por lo que decidió escribir un libro con opciones que se pueden disfrutar cotidianamente.

“El punto de partida fue mi pasión por las frutas, la cual se remonta a mi infancia. Mis mejores recuerdos son trabajar en el jardín con mi abuelo y cocinar con mi abuela. Recuerdo cada minuto que pasé recolectando y preparando las fresas, las frambuesas y las manzanas del jardín; incluso preparábamos un jarabe de casis. De ahí nació mi vocación: ¡convertirme en chef!”, escribió Valentín Néraudeau en Postres gourmet vs light.

Néraudeau eligió sus postres favoritos, recetas sencillas que además son bellas visualmente, aspecto que el chef destaca, un postre debe verse bien y lucir apetitoso porque, indica, “primero lo descubrimos con la vista y no es hasta después que lo hacemos con las papilas”. Después de elegir las recetas identificó todos sus ingredientes para crear una versión más ligera, menos azucarada y menos grasosa; en algunas de estas recetas remplazó el azúcar blanca por algún tipo de azúcar natural y no refinada, como el mascabado.

Cada receta tiene un diseño muy agradable y sencillo que permite seguir las instrucciones sin problemas. Foto: Cortesía

Postres gourmet vs light se divide en Recetas de Primavera, con postres como volteado de piña y crumble de coco y manzana, entre otros; Recetas de Verano con recetas como pavlova de frambuesa, black melba, pastel de durazno y sablé de moras, por mencionar algunas; Recetas de Otoño: tiramisú de ciruela, pastel de manzana, cheescake de aguacate y limón y panqué de arándanos; finalmente, Recetas de Invierno incluye postres como pastel esponjoso de granada, tarta de limón y cremoso de maracuyá.

Larousse compartió con los lectores de Magazine la receta de Volteado de piña light para seis personas.

Ingredientes:
PIÑA EN ALMÍBAR
300 g de agua
50 g de jarabe de agave
1/2 piña cortada en rodajas

VOLTEADO
4 cucharadas de aceite de coco
4 cucharadas de stevia en polvo
100 g de harina de trigo
50 g de harina de espelta
11 g de polvo para hornear
5 huevos

TERMINADO
1/2 piña fresca

Procedimiento:
PIÑA EN ALMÍBAR
-Hierva el agua con el jarabe de agave hasta obtener un jarabe ligero. Agregue las rodajas de piña y cuézalas durante 5 minutos. Deje enfriar el jarabe, retire las rodajas de piña y córtelas por la mitad. Reserve el jarabe y la piña por separado.

VOLTEADO
-Caliente el aceite de coco y mézclelo con la stevia. Cierna las harinas de trigo y de espelta con el polvo para hornear y mézclelas con el aceite de coco. Agregue los huevos uno a uno, incorporándolos bien con el batidor globo antes de añadir el siguiente, y añada un poco del jarabe de la piña en almíbar.

Precaliente el horno a 180 °C. Engrase un molde cuadrado de 18 centímetros por lado. Cubra la base del molde con las medias rodajas de piña, distribuya la mezcla del volteado encima y hornéelo durante 30 minutos. Deje enfriar el volteado y desmóldelo volteándolo sobre un plato.

TERMINADO
Corte la piña fresca en cubos de máximo 1 centímetro por lado y cubra con ellos el volteado.