El Cerro de la Bufa, los museos y los Pueblos Mágicos son sólo algunos de los aspectos que Zacatecas tiene para ofrecer a sus visitantes y hacerlos pasar unas bellas vacaciones.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).- Zacatecas es un estado con opciones para todos, ya sea en pareja, con amigos o familia es posible encontrar qué visitar y hacer. En esta ocasión compartimos cuatro razones

CERRO DE LA BUFA

Este es el mejor lugar para disfrutar de una hermosa vista panorámica de la ciudad desde su espectacular mirador desde el que se pueden apreciar espectaculares atardeceres. Aquí se encuentra el Templo de Nuestra Señora del Patrocinio, la primera ermita dedicada a la Virgen María, construida en 1548 y restaurada en 1728 con una hermosa fachada barroca.

En la falda del Crestón del Cerro de la Bufa se ubica el Mausoleo de los Personajes Ilustres donde reposan los restos de personajes célebres zacatecanos, entre artistas, compositores, militares, maestros y políticos que han influido positivamente en la historia de Zacatecas. Aquí también se encuentra una de las dos estaciones del Teleférico, uno de los atractivos principales de la capital zacatecana y, sin duda, una experiencia imperdible.

MUSEOS

Zacatecas es la Capital Americana de la Cultura 2021 por diversas razones y una de ellas son sus museos que resguardan increíbles obras de artistas locales, nacionales e internacionales.

El Museo Pedro Coronel resguarda una vasta colección de arte internacional en la que destacan obras de Kandinsky, Picasso, Goya, Miró, Dalí, entre otros renombrados maestros de la plástica contemporánea. Estas piezas fueron donadas en su totalidad por el ilustre artista plástico zacatecano que da nombre a este museo. El Museo Manuel Felguérez es el único especializado en Arte Abstracto en América Latina, resguarda la obra de 170 artistas de todo el mundo que consta de más de 800 piezas entre pintura, escultura y grabado.

Museo Rafael Coronel. Foto: Cortesía

Los Murales de Osaka, por su monumentalidad y temática son, sin lugar a dudas, una de las colecciones que más sorprende a los visitantes. El Museo Rafael Coronel brinda al visitante una amplia perspectiva acerca del arte popular mexicano con una colección de más de 10 mil máscaras, una de vasijas mesoamericanas en excelente estado de conservación y la fascinante colección de títeres de Rosette Aranda.

Museos como el Zacatecano, Toma de Zacatecas, o el Guadalupe de Arte Barroco, son también algunos lugares imperdibles para visitar.

ACTIVIDADES DE AVENTURA

En Zacatecas también se pueden disfrutar de actividades de naturaleza y aventura como la Tirolesa 840, un recorrido en dos líneas en el que se puede disfrutar de un recorrido sobre un tiro de mina y disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. Un recorrido en cuatrimoto en la Mina San Bernabé, situada a dos mil 580 metros de altitud sobre el nivel del mar, fue la primera mina importante de plata en ser descubierta en el estado, en 1546. En la actualidad se ha convertido en uno de los principales atractivos de aventura del estado.

Se pueden realizar recorridos en cuatrimoto. Foto: Cortesía

Aquí se pueden realizar espectaculares recorridos en cuatrimoto por el territorio que rodean este socavón, de espectaculares paisajes formados por la combinación de la tierra roja y el azul intenso del cielo zacatecano; valles repletos de flores, aves y presas adornan la hermosa vista. Cardos Adventure Park es un referente en las actividades de naturaleza en la que se pueden realizar actividades como tirolesas, puentes colgantes, kayak, rappel, y disfrutar de una estadía en sus acogedoras cabañas.

PUEBLOS MÁGICOS

Zacatecas tiene a los más mágicos de los Pueblos Mágicos, cada uno con una esencia propia que lo caracteriza.

-Teúl es el más delicioso. Este es el pueblo mezcalero por excelencia, en su territorio se encuentran algunas de las fábricas de mezcal artesanal más importantes del estado, algunas con reconocimiento a nivel mundial, como Mezcal Don Aurelio. Sus calles, de esencia revolucionaria, despiden un peculiar olor a azahar gracias a los naranjos que abundan en este lugar.

-Sombrerete es el más fotogénico. Este pueblo es la locación de los más bellos atardeceres que, en combinación con las decenas de iglesias de origen virreinal, sus calles pavimentadas en mármol azul y los diez cerros que lo rodean, cada uno coronado con una cruz; hacen de este escenario, el ideal para lograr las mejores fotografías.

-Pinos es el más danzante. Su tradicional danza de Matlachines, sus Fiestas de Semana Santa y la Fiesta de los Faroles en diciembre, hacen de éste el más danzante de todos. Aquí se encuentran algunas de las más importantes haciendas productoras de mezcal, bebida tradicional de esta región.

-Nochistlán es el más musical. Es uno de los municipios más antiguos de Zacatecas y se caracteriza por ser cuna de músicos; jaraberos, mariachis y bandas norteñas. Muchas de las familias de este pueblo se dedican a la bella profesión de la música la cual han heredado generación tras generación.

Nochistlán. Foto: Cortesía

-Jerez es el más alegre. Destaca por ser la cuna de la típica tambora zacatecana. Sus calles y plazas se llenan de esta alegre música cada fin de semana, así como en la celebración de la Feria de Primavera, en la que las calles del pueblo se llenan de cabalgantes que, al ritmo de tambora, arriban desde diversos puntos del país. Algunos de los lugares imperdibles son el santuario de la Virgen de la Soledad, el Teatro Hinojosa, que conserva su estructura original que data de 1978, y el Panteón Museo de Dolores.

-Guadalupe es el más virreinal. Este pueblo alberga al Museo de Guadalupe, que resguarda la colección de arte virreinal más importante del país. Su acervo está compuesto por pintura, escultura, arte plumaria y libros, entre otros materiales de los siglos XVI al XIX.