“Toda manifestación es y será respetada”, aseguró el Gobierno federal desde su cuenta de Twitter.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).– El Gobierno federal pidió decir no a la violencia y “sí a la paz”, también aseguró que respetará todas las manifestaciones. El mensaje tiene lugar a días del 8 de marzo, cuando mujeres de distintos estados planean protestar para exigir un alto a la violencia de género.

“Garantizamos los derechos humanos y la libertad de expresión. Toda manifestación es y será respetada. Digamos no a la violencia. Sí a la paz”, difundió la administración federal la noche del sábado desde su cuenta de Twitter.

El mensaje estuvo acompañado de una imagen en la que se observa una paloma con una flor y le lee la frase: “Sí a la paz”.

.

La publicación se hizo horas después de que activistas y familiares de víctimas de feminicidio pintaran los nombres de decenas de mujeres asesinadas en las vallas metálicas que se colocaron el viernes para resguardar el Palacio Nacional, previo a las protestas por el Día Internacional de la Mujer.

La enorme valla desató feroces críticas contra el Gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero Jesús Ramírez Cuevas, Vocero de la Presidencia, defendió el sábado la colocación de las vallas, incluso dijo que se trata de un “muro de la paz”.

El Presidente López Obrador aseguró que la instalación metálica no se colocó por miedo, sino para evitar provocaciones de los que se podrían infiltrar en la marcha de las mujeres.

“Que no se confunda, no es miedo. Todos los seres humanos tenemos miedo, pero es distinto a la cobardía. No es por eso que se ponen las vallas. Es para que no haya provocación. Es nuestra obligación garantizar la paz y la tranquilidad, sin represión. Prefiero eso a que estén frente a frente fuerzas de seguridad y mujeres. Tenemos que seguir manifestándonos de manera pacífica”, expuso en un evento desde Maxcanú, Yucatán.

Por su parte, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que las vallas servirán para proteger el patrimonio cultural. Dijo que su Gobierno está comprometido con atender a las mujeres, pero insistió en que debe proteger a toda la ciudadanía, no solo a quienes protestan.

Después de las declaraciones de la y los servidores públicos, las integrantes de la colectiva Antimonumenta “Vivas nos queremos” difundieron en redes las fotos de cómo convirtieron el polémico “muro de la paz“ en una enorme instalación para exigir justicia por los miles de feminicidios en México que permanecen impunes y que, con la pandemia, se han recrudecido a lo largo y ancho del país.