La funcionaria de la SSC-CdMx recordó que hace un año hubo varias elementos de la Policía y participantes de la manifestación que resultaron heridas y quemadas, por lo que aseguró que en todo este tiempo se ha trabajando en los protocolos para garantizar que esto no suceda nuevamente.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).– La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CdMx) informó que el día de mañana, en el marco del Día Internacional de la Mujer, se desplegarán al menos dos mil 700 policías mujeres para asegurar que exista una manifestación libre de violencia.

Esta mañana durante una videoconferencia de prensa, la Subsecretaria de Desarrollo Institucional de la SSC, Marcela Figueroa Franco, detalló que debido a que en manifestaciones anteriores se han registrado varias agresiones, ahora se busca fortalecer los protocolos que permitan evitar las expresiones de violencia.

La Subsecretaría detalló que habrá mil 700 policías mujeres distribuidas a lo largo de la ruta que el 8 de marzo recorrerán los colectivos feministas, familiares y víctimas de agresiones con razón de género.

Además, En el dispositivo participarán 600 policías pertenecientes al Agrupamiento Atenea y 400 policías adscritas a la Subsecretaría de Control de Tránsito.

Además, la SSC-CdMx incluirá a 600 policías del grupo Atenea, 400 mujeres policías de tránsito y 300 mujeres con chalecos anaranjados para atención de la ciudadanía en todo momento.

“El objetivo del operativo encabezado por el grupo de ateneas de la Policía de la Ciudad de México para las diversas manifestaciones del día 8 de marzo es garantizar la libre manifestación y expresión de la protesta social así como los derechos al libre tránsito que no participan en ella”, dijo Figueroa Franco.

Expresó que las policías, y todas las mujeres que el Gobierno capitalino pondrá a disposición para la manifestación de mañana, recibieron una capacitación en la que se priorizaron los derechos humanos y que únicamente se incorporan con la finalidad de garantizar la no violencia.

“El objetivo de que todas las niñas y mujeres tengan en la Policía a una aliada. Únicamente estarán presentes en la manifestación para garantizar el libre desarrollo de la misma y que las manifestantes se sientan seguras al asistir a la misma”, resaltó la funcionaria.

Marcela Figueroa enfatizó que no se permitirán los objetos considerados como peligrosos -como bombas molotov, martillos, tubos, palos, o algún objeto que pudiera utilizarse como arma o que ponga en riesgo la seguridad- por lo que se les solicitará que las entreguen, y de negarse, se les encauzará.

“En caso de que haya personas que utilicen objetos peligrosos como bombas molotov, martillos, tubos, palos o cualquier otro objeto o arma que ponga en riesgo la seguridad y la integridad de las manifestaciones o de las personas que transitan se le solicitará con todo apego a los derechos humanos que las entreguen para poder permitir el libre tránsito”, insistió.

Sin embargo, dijo que ya están solicitando el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que se dialogue y participe en la moderación de los asuntos y se evite la violencia.

“Tenemos un protocolo que fue emitido en agosto del año pasado precisamente por este tipo de circunstancias (violencia) que podrían presentarse con estricto apego a los protocolos y derechos humanos; a las personas que asistan con algún tipo de objeto que pueda ser usado en prejuicio se los solicitaremos que lo entreguen y en dado caso de que no lo hagas debemos encauzar en esa parte de la manifestación para evitar cualquier tipo violencia”, agregó.

El Gobierno de la Ciudad de México ya protegió 34 monumentos y varios comercios que se localizan en las calles principales y aledañas del recorrido, además de la protección metálica que se colocó desde hace varios días en Palacio Nacional.