El columnista del The New York Times asegura que personajes como el famoso zorrillo francés llamado Pepe Le Pew, de los Looney Tunes, fomenta la cultura de la violación en los niños, y el de Speedy Gonzales, un estereotipa racista hacia los mexicanos.

Ciudad Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbrago).– Los personajes de caricatura de Warner Bros. vuelven a entrar en polémica, ahora tras la publicación de una columna del  The New York Times.

El periodista Charles M. Blow del diario estadounidense señala en su columna llamada “Seis libros de Seuss aburrieron un sesgo” que “el racismo debe ser exorcizado de la cultura, incluida, o tal vez especialmente, de la cultura infantil. Enseñar a un niño a odiarse o avergonzarse de sí mismo es un pecado contra su inocencia y un peso contra sus posibilidades.”.

Asegura que personajes como el famoso zorrillo francés llamado Pepe Le Pew, de los Looney Tunes, fomentan la cultura de la violación en los niños, y el de Speedy Gonzales, un estereotipo racista hacia los mexicanos. Personajes que tuvieron gran influencia en los niños de generaciones anteriores y que aún están presentes en la cultura.

“Algunas de las primeras caricaturas que puedo recordar incluyen a Pepé Le Pew, quien normalizó la cultura de la violación”, señala sobre este personaje.

La columna, publicada el pasado 3 de marzo, recibió varios comentarios negativos a través de redes sociales, por ello, el columnista aprovechó su cuenta de Twitter para ampliar aun más su punto en contra de este personaje:

“Están locos porque dije que Pepe Le Pew se sumaba a la cultura de la violación. Veamos:

1. Agarra / besa a una chica / extraño, repetidamente, sin consentimiento y en contra de su voluntad.
2. Ella lucha con todas sus fuerzas para alejarse de él, pero él no la libera.
3. Cierra una puerta para evitar que ella se escape”.

Blow argumenta que este tipo de caricaturas no ayudan a educar a los niños, y recalca:

“Esto ayudó a enseñar a los niños que ‘no’ en realidad no significaba no, que era parte del ‘juego’, la línea de partida de una lucha por el poder. Enseñó que superar las extenuantes, incluso las objeciones físicas de una mujer, era normal, adorable, divertido. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de HABLAR”.

Speedy Gonzales es otra de los personajes señalados en la columna al señalar que ofrece imágenes racistas a los niños al igual que otros como Mammy Two.

“Algunas de las primeras caricaturas que puedo recordar incluyen a Pepé Le Pew, quien normalizó la cultura de la violación; Speedy Gonzales, cuyos amigos ayudaron a popularizar el estereotipo corrosivo de los mexicanos borrachos y letárgicos; y Mammy Two Shoes, una criada negra corpulenta que hablaba con fuerte acento”, escribe.

Esta semana también Lola Bunny creó polémica luego que el personaje de los Looney Tunes que se presenta como la acompañante de Bugs Bunny, estrenará un aspecto menos sexualizado en la nueva Space Jam: A New Legacy, que se lanzará el 16 de julio con LeBron James como protagonista.

El director de la película, Malcolm D. Lee, es el promotor del cambio, ya que mientras el resto de dibujos antropomórficos lucían un aspecto infantil, los atributos y la vestimenta de Lola Bunny destacaban sus características sexuales.

“Lola Bunny estaba muy sexualizada, como una Betty Boop combinada con Jessica Rabbit”, explicó el cineasta a la revista Entertainment Weekly.

Entre los detalles que sorprendieron a Lee de la cinta anterior, estrenada en 1996, figuran que el resto de personajes llamasen a Lola Bunny con apodos como “caliente” y “la rompecorazones de las canastas”, además de que su vestuario fuera sensiblemente más corto que el del resto.