Tras la denuncia la mujer fue detenida por las autoridades y su hijo de 12 años quedó bajo resguardo del DIF.

Ciudad de México, 07 marzo (SinEmbargo).- Una mujer cobraba a su hijo de 12 años 350 pesos mensuales para sus gastos de manutención y alojamiento. Cuando no los cubrió lo corrió de su casa en Tecámac, Estado de México.

Para cubrir el pago no sólo de su alimentación, sino también el uso de los utensilios para comer y beber, y el agua para bañarse el menor vendía jugos de naranja.

Vecinos de la mujer de 33 años realizaron una denuncia ante las autoridades correspondientes, por lo que la madre del menor fue detenida y éste quedó bajo resguardo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), donde fue diagnosticado con el síndrome del niño maltratado.

De acuerdo a las declaraciones del menor, señaló ser procedente del estado de Veracruz, en donde vivía con un hermano de 16 años y su familia.

SI NO VENDÍA 250 PESOS DE CHURROS LA GOLPEABAN

Una niña de 11 años de edad fue rescatada por autoridades del municipio de Tecámac, en el estado de México, luego de que su tía la obligaba a vender churros y la golpeaba si no juntaba 250 pesos diarios.

A través de su cuenta de Facebook, la Alcaldesa de ese municipio, Mariela Gutiérrez, informó el pasado 17 de noviembre que personal de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia recibió el reporte de algunos vecinos que afirmaban que una menor de edad era obligada por su familiar a trabajar en la vía pública.

“A. G. A. E. de 11 años de edad era explotada, vendiendo churros en la calle por su tía M. de la L. con quien fue abandonada por sus padres en San Martín Azcatepec”, explicó la Edil en su red social.

“Al no poder cumplir hoy con la cuota que se le exigía de 250 diarios, recibió una más de muchas palizas que le propinaba, según sus vecinos que se armaron de valor para denunciar el hecho en nuestro Centro de Mando”, agregó.

De acuerdo con la funcionaria. la Unidad de Atención a Víctimas de la Violencia de la Policía Municipal y servicios médicos acudieron al rescate de la pequeña, quien registraba múltiples heridas y lesiones

La Alcaldesa indicó que las laceraciones habrían sido provocadas posiblemente por un cable o una varilla. Varias de esas heridas estaban localizadas en la espalda baja, glúteos y piernas, aunque también presenta rasgos de lesiones anteriores.

“En estos momentos recibe atención psicológica, médica y legal por parte del DIF y se presenta la denuncia correspondiente ante Fiscalía General de Justicia”, concluyó la mandataria municipal.