México, 7 Abr (Notimex).- El Pleno del Senado aprobó hoy la reforma a la Ley General de Salud, que incluye entre otros beneficios, la regulación del manejo de residuos peligrosos de tipo biológico-infeccioso en el país, lo que permitirá disminuir los riesgos que estos implican para la salud de la población.

El dictamen con proyecto de decreto, aprobado en principio por la Comisión de Estudios Legislativos que preside la Senadora Graciela Ortiz González, contempla la creación de un Comité de Inspección Ambiental.

Dicho comité será responsable de vigilar el cumplimiento de las acciones de identificación, separación, tratamiento, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos biológico-infecciosos.

Y es que, de acuerdo con datos de la Semarnat, en México se generan anualmente 150 mil 76 toneladas de residuos peligrosos biológico-infecciosos, producidos por hospitales públicos, privados, consultorios, laboratorios médicos y otros establecimientos médicos.

Así, las reformas aprobadas establecen que las instituciones médicas del sector público, social o privado, del Sistema Nacional de Salud, cuenten con un Comité de Residuos Biológico-Infecciosos y de manejo especial, que sea responsable de vigilar su adecuado manejo.

El dictamen aprobado considera también que la neutralización, estabilización e incineración de los residuos biológico-infecciosos, así como el costo que esto implica, deberán correr a cargo de cada establecimiento dedicado a la atención médica.