Mientras ha estado detenido sin derecho a fianza en Los Ángeles, Naasón Joaquín García ha seguido siendo el líder espiritual de La Luz del Mundo. La iglesia cristiana evangélica con sede en Guadalajara fue fundada por su abuelo y cuenta con 5 millones de seguidores en todo el mundo.

Por Stefanie Dazio

Los Ángeles, Estados Unidos, 7 de abril (AP).– La causa penal contra Naasón Joaquín García, líder de La Luz del Mundo, megaiglesia mexicana acusada de violación de menores y trata de personas, fue desestimada el martes por un tribunal de apelaciones de California, Estados Unidos, por razones procesales.

Naasón Joaquín García, el autoproclamado apóstol de La Luz del Mundo, ha estado detenido desde junio tras su arresto por acusaciones de tres niñas y una mujer entre 2015 y 2018 en el condado de Los Ángeles. Él ha negado haber actuado mal.

Mientras ha estado detenido sin derecho a fianza en Los Ángeles, García ha seguido siendo el líder espiritual de La Luz del Mundo. La iglesia cristiana evangélica con sede en Guadalajara fue fundada por su abuelo y cuenta con 5 millones de seguidores en todo el mundo.

No estaba claro cuándo sería puesto en libertad.

La oficina del fiscal general dijo que estaba revisando el fallo del tribunal. El abogado de García no tuvo un comentario inmediato.

El fallo del tribunal de apelaciones establece que el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles debe desestimar los 29 cargos de delitos graves que van desde el tráfico de personas y la producción de pornografía infantil hasta la violación forzada de un menor.

El tribunal de apelaciones dictaminó que debido a que la audiencia preliminar de García no se realizó de manera oportuna y no renunció a su derecho a una, la denuncia presentada en su contra debe ser desestimada.

La apelación solo mencionaba la desestimación del caso de García y no la de sus coacusados, Susana Medina Oaxaca y Alondra Ocampo. Un cuarto acusado, Azalea Rangel Meléndez, sigue en libertad.

No estaba claro de inmediato si los casos de los coacusados ​​también serían rechazados.

En febrero, una mujer del sur de California presentó una demanda federal contra la iglesia y García. En él, dijo que García y su padre abusaron sexualmente de ella durante 18 años a partir de los 12 años, manipulando pasajes bíblicos para convencerla de que el maltrato en realidad era un regalo de Dios.